Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El exatleta de 27 años fue hallado muerto esta madrugada en su celda en lo que las autoridades declararon como un suicidio. (horizontal-x3)
El exatleta de 27 años fue hallado muerto esta madrugada en su celda en lo que las autoridades declararon como un suicidio. (The Associated Press)

El suicidio de Aaron Hernández, que ocurrió esta madrugada en su celda, anuló su condena, según el principio legal “abatement ab initio” que aún está vigente en el estado de Massachusetts, lugar en donde fue procesado. 

Así lo reportó hoy el diario Boston Globe. El asesor legal Martin W. Healy explicó al medio que el “abatement ab initio” significa “desde el principio”, y declara que cuando una persona muere y aún no ha completado todas sus apelaciones legales, su caso inicia desde cero. 

Es decir, como si el juicio y la sentencia nunca hubieran ocurrido. 

El exatleta de 27 años fue hallado muerto esta madrugada en su celda en lo que las autoridades declararon como un suicidio. Reportaron que se colgó con una sábana. 

Hernández fue sentenciado en el 2015 a cadena perpetua por el asesinato de Odin Lloyd, un jugador aficionado de fútbol americano. Sin embargo, los abogados de Hernández estaban en proceso de apelar la sentencia.

“Desafortunadamente, en el caso de Odin Lloyd, para su familia no habrá clausura”, dijo Healy al Boston Globe.

Peor aún para Lloyd y su familia, de reabrirse el caso, en los tribunales no se podrá presentar ninguna evidencia ni testimonio ya utilizado contra Hernández.

Según el Boston Globe, el “abatement ab initio” es aún utilizado por algunos de los estados más viejos de la nación estadounidense. Otros han abandonado el término legal luego que asesinos de alto perfil tuvieran su record borrado tras fallecer. 


💬Ver 0 comentarios