(semisquare-x3)
La directora de la Compañía de Turismo, Carla Campos, Sarah Hartmann, de Ironman Foundation, y Alejandro Velásquez, socio de BN Sports, productores del evento. (Juan Luis Martínez)

La novena edición del Ironman 70.3 Puerto Rico se efectuará este domingo con un incremento de cerca de 300 participantes, cuando se de el disparo de salida a las 6:55 de la mañana.

Poco más de 1,100 triatletas se inscribieron para la prueba hasta la medianoche del miércoles, según dijo uno de sus organizadores, Alejandro Velásquez, quien recordó que la edición de 2018 se pudo llevar a cabo a pesar de los estragos del huracán María. En total unos 806 atletas participaron en esa ocasión.

Este viernes se realizarán varias charlas técnicas para los participantes, al igual que el sábado, cuando además se efectuará el registro de bicicletas en el área de transición entre la etapa de nado y ciclismo.

El domingo la zona abrirá a las 4:30 de la madrugada en el área de transición y de allí los triatletas deben caminar hasta el punto de partida en la Playa de Condado.

“Esta es la novena edición y tenemos 30 países (o jurisdicciones de Estados Unidos) inscritos, con más de 1,100 participantes. Eso es un aumento de un 40 por ciento”, dijo Velásquez en conferencia de prensa celebrada este jueves en la Compañía de Turismo de Puerto Rico, auspiciador principal del evento deportivo.

Para Velásquez, que el Ironman 70.3 se haya podido dar en 2018 y nuevamente en 2019, es un claro mensaje a la comunidad internacional de triatletas, de que la isla continúa hacia adelante en su proceso de recuperación.

La directora ejecutiva de la Compañía de Turismo, Carla Campos, destacó que el evento generará en esta ocasión unos 3,500 cuartos noches, y generará un impacto económico para el país de sobre $1,000,000.

“El evento nos ayuda a poder recibir cientos de personas que vienen a la isla año tras año, convirtiéndose en embajadores”, dijo Campos, en alusión a que estos turistas y deportistas luego llevan afuera el mensaje de que en Puerto Rico se continúa operando tras el desastre causado por el huracán.

La Compañía de Turismo ha sido enfática en ese mensaje desde que María azotó a la isla en septiembre de 2017, aprovechando la plataforma de exposición internacional que brindan eventos como el Ironman 70.3 y el Puerto Rico Open de golf.

Por su parte, Velásquez, señaló que entre los países representados en esta próxima edición, estarán Colombia, Francia, Canadá y varias ciudades de Estados Unidos, además de los locales.

“La edad promedio de los participantes es de 41 años. El más joven tiene 18 años y el mayor es de 77. Sigue siendo un evento atractivo”, dijo Velásquez.

El organizador destacó también que la participación de mujeres también continúa en aumento pues de un 20 por ciento en esta ocasión subió a alrededor de un 30 por ciento, lo que representa casi una tercera parte del total de triatletas.

El Ironman 70.3, o como se le conoce popularmente, ‘Half Ironman’, consiste de 1.2 millas de natación, 56 millas la fase de ciclismo y 13.1 millas de corrida a pie. Las tres fases deben realizarse de corrido y completarse en menos de ocho horas.

Los organizadores aclararon que en esta ocasión no participarán triatletas profesionales, al igual que en 2018.

La etapa de nado se dará en la Laguna del Condado cruzando hasta el área de transición en el Parque del Tercer Milenio en el Escambrón. De allí los triatletas pedalearán por la costa norte del país en dirección al oeste hasta Dorado, y luego de regreso al Parque del Tercer Milenio. Una vez más harán otra transición, esta vez para correr a pie 13.1 millas, el equivalente a un medio maratón.

Los participantes de esta edición competirán así mismo por hasta 40 espacios para el campeonato mundial de Ironman 70.3 a celebrarse en Niza, Francia en septiembre. Igualmente, se ofrecerán 25 espacios adicionales dedicados a la iniciativa Women for Tri, que se enfoca en fomentar la participación femenina en pruebas como el Ironman.

Por otro lado, se anunció que por segundo año consecutivo Puerto Rico contará con el apoyo de la Fundación Ironman, organización filantrópica afiliada a la marca Ironman, para impactar a la isla con un servicio comunitario en unión a la Fundación Buena Vibra y la organización sin fines de lucro HASER. El lunes, 18 de marzo, 80 atletas y voluntarios del Ironman 70.3 ayudarán a restaurar el Centro Socioeconómico y de Aprendizaje Comunitario localizado en el plantel escolar en desuso de la Escuela Carlos Conde Marín que sirve a las comunidades de Saint Just y San Antón en Carolina.


💬Ver 0 comentarios