El bodyboarder sudafricano se enamoró y se mudó a la isla donde práctica el deporte a diario.

Arecibo - Aunque Puerto Rico tiene los atributos para ser una de las plazas más importantes del mundo para el bodyboarding, la isla no está explotando al máximo dicho potencial, a juicio del campeón mundial de 2015, Jared Houston, quien reside en Arecibo.

La isla fue una de las paradas del circuito de la Asociación de Bodyboarders Profesionales (APB, por sus siglas), pero ya no es parte de la gira mundial.

“Puerto Rico tiene mucho más potencial, las olas están increíbles, y tiene buenos corredores, tanto en el bodyboarding como el surfing parado”, dijo Houston a El Nuevo Día.

Su esposa, Natasha Sagardía, la campeona mundial 2008 de la ISA, fue promotora de la parada local del circuito de la APB, pero Houston dijo que ella ya no tiene el tiempo, aparte de que no cuenta con el suficiente apoyo para el montaje.

“Hace un par de años, el Departamento de Recreación y Deportes estaba invirtiendo en atletas de bodyboarding que estaban viajando por el mundo y compitiendo en el circuito mundial. Yo conocí a Puerto Rico por esa razón. Creo que si invirtieran más dinero y le dieran más oportunidades a estos atletas, ellos pudieran llevar la bandera de Puerto Rico a un nivel más alto. Eso atraería turismo”, opinó Houston.

El sudafricano, contendor nuevamente este año al título mundial de la APB, dijo que la isla también presenta las condiciones perfectas para entrenar.

“Creo que Puerto Rico está entre los Top 10 del mundo en términos de calidad de olas. Hay mucha variedad, todo tipo de olas”, subrayó.

Houston dijo que tiene sus lugares favoritos, como son Islas Canarias, Portugal, Sudáfrica, Australia, Indonesia y Chile.

“Pero la verdad es que durante el invierno, cuando hay olas en Puerto Rico, se me hace difícil salir de acá, porque es el paraíso. El agua está calientita, las olas están buenas, y no hay tanta gente (surfeando)”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios