Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Dos liberos, dos refuerzos y una bloqueadora. Todo eso es nuevo para una nueva temporada.

Las Lancheras de Cataño comienzan la temporada 2011 con una nueva cara, pero las mismas aspiraciones: la final.

La última cara nueva en llegar a las Lancheras es la central Myrlena López, procedente de las Vaqueras de Bayamón.

López se une a las centrales Shannon Torregrosa y Alba Aponte. Esta última ha estado lastimada en la pretemporada y pudiese perder el inicio de la temporada regular.

La central fue Novata del Año con las Vaqueras en el 2008.

En Bayamón, López estaba limitada, por lo que la gerencia aceptó cambiarla a Cataño.

“Nuestras titulares van a ser Wilnelia González y Lissy Cintrón. También adquirimos Jennifer Quesada en cambio con Guaynabo. Tiene una proyección enorme y el tiempo de Myrlena se iba a ser bien limitado”, dijo el gerente general de las Vaqueras, Herminio Nieves.

La Liga no ha anunciado ese cambio entre las Lancheras y las Vaqueras.

Bayamón recibió a cambio el primer turno de Cataño en el próximo sorteo.

López logró 29 bloqueos en 48 parciales jugados en la pasada temporada.

Por otro lado, las dos refuerzos de las Lancheras serán nuevas: Rachel Hartmann y Keao Burdine.

Hartmann tendrá la dura encomienda de sustituir a la ‘playmaker’ Courtney Thompson, quien está jugando este año en Austria.

Hartmann jugó aquí con las Gigantes en el 2009.

Y Burdine cubrirá la esquina opuesta a Ania Ruiz.

Burdine ha jugado aquí para las Indias de Mayagüez y tiene que sustituir a una de las refuerzos más efectivas de la pasada temporada, Arial Salvo.

Por otro lado, las Lancheras tienen que llenar la ausencia de la libero Lyann Puig, quien no jugará por estudios.

Cindy Bernacett y Yesenia Rodríguez serán sus respuestas a la ausencia de Puig.


💬Ver 0 comentarios