La tenista boricua dialogó sobre los retos que tuvo en su segundo juego en Barranquilla 2018

Barranquilla, Colombia – La tenista Mónica Puig logró avanzar este sábado a las semifinales de los torneos de sencillos y dobles de los Juegos Centroamericanos tras imponerse a sus rivales en partidos dificultosos.

En horas de la mañana, Puig derrotó a la mexicana Fernanda Contreras en sencillos por marcador de 2-0 (6-4 y 6-4). En la tarde, se unió a su tocaya Mónica Matías para vencer en un juego que duró dos horas a la dupla de Guatemala compuesta María Morales y Andrea Weedon por 2-1 (7-5, 6-7 y 10-8).

Errores caros

En el juego de sencillos, Puig confrontó problemas en el primer set al dejar varios tiros en la malla. De hecho, luego de estar al frente 3-0, la mexicana la alcanzó 4-4. La boricua aguantó el embate y se sobrepuso para ganar el set 6-4.

En el segundo estuvo abajo por 3-4, pero una vez lo empató a 4-4, pudo superar a su contrincante para llevarse el segundo set y el juego.

La boricua acumuló cuatro aces y siete dobles fallas. Contreras tuvo un ace y seis dobles fallas.

En entrevista con los medios después del juego, la medallista de oro de los Juegos Olímpicos de Río 2016 reconoció que había cometido varios errores que pudieron haberle costado el juego.

“Me sentía un poco desorganizada en la cancha. Muchos errores. Empecé muy muy bien y de repente par de puntos aquí y allá que no fueron a mi manera. También le doy mucho crédito a ella (a Contreras) por mantenerse peleando. Me puso en una posición bastante incómoda. Tengo mucho que pensar y mejorar para el próximo juego”, expresó la deportista a la conclusión del encuentro que duró una hora con 31 minutos.

“Hice unos tiros que no tenían mucho sentido en mi juego. Creo que fue un poco de falta de competencia. Este es mi segundo torneo, de ocho semanas básicamente haciendo nada, si caso jugar 45 minutos cada día porque no podía hacer más Y bueno, esa falta de competencia a veces se ve empezando”, agregó la atleta al referirse a la lesión que sufrió en una cadera y a que solo ha jugado e dos torneos este año: Wimbledon y Barranquilla.

Asimismo, Puig indicó que el calor que se sintió sobre la cancha, la temperatura estuvo sobre los 90, y la falta de brisa no la afectó tanto porque está acostumbrada a jugar en climas como el que se experimenta en esta ciudad.

En el partido de dobles, las boricuas jugaron al máximo de tres sets, luego que en el segundo, y tras estar al frente 5-2, las guatemaltecas vinieran de atrás para ganar 7-6.

El partido de dobles se decidió en el tercer set, que se realizó en un formato de tiebreaker a un máximo de 10 puntos. Aquí, las boricuas cayeron atrás por 6-8, pero remontaron para ganar por 10-6.

Mañana, Puig se enfrentará mañana en sencillos a la trinitense Breana Stampfli a las 11:00 a.m. (12:00 p.m. hora de Puerto Rico) y en dobles jugará ante las mexicanas Fernanda Contreras y Giuliana Olmos a las 3:00 p.m. (4:00 p.m. hora de Puerto Rico).


💬Ver 0 comentarios