El presidente de Special Olympics Puerto Rico, José Barea, se mostró satisfecho con el desempeño de la delegación nacional. (Suministrada) (semisquare-x3)
El presidente de Special Olympics Puerto Rico, José Barea, se mostró satisfecho con el desempeño de la delegación nacional. (Suministrada)

La delegación de Puerto Rico llegó a Abu Dabi y cumplió su cometido, y regresará a casa con un baúl lleno de medallas que consiguió en los Juego Mundiales de Olimpiadas Especiales, que cierran hoy en Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos.

Los atletas nacionales consiguieron un total de 57 medallas: 17 medallas de oro, 18 preseas de plata y 22 de bronce. De hecho, los boricuas obtuvieron medallas en casi todos los deportes en los que participaron, siendo la disciplina de gimnasia rítmica el ´deporte bandera´ al obtener 21 preseas.

“Llegamos a una misión de representar a un país que necesita buenas vibras, y cumplimos. Fue emocionante ver como esta delegación, desde los atletas, compañeros unificados, entrenadores y el cuerpo de misión, aceptaron el reto y cumplieron a cabalidad con sus trabajos, ejecutorias y responsabilidades. La palabra orgullo se queda corta, estamos más que satisfechos”, expresó José Barea, presidente de Special Olympics Puerto Rico.

En esta justa mundial, Puerto Rico presentó la delegación más grande de la región de Latinoamérica, con 86 personas (62 de ellas atletas y compañeros unificados), en un evento de gran envergadura en donde participaron 170 países y alrededor de 7,500 atletas.

Las disciplinas de atletismo, baloncesto, bochas, natación, tenis de mesa, tenis, gimnasia y aguas abiertas -al menos- conquistaron un metal dorado. La primera medalla de oro de la delegación nacional la trajo la nadadora de aguas abiertas Gía González, quien se impuso en los 1,600 metros en la modalidad unificada junto con su compañera ´unificada´ Karla Rico. Puerto Rico también estuvo presente en la competencia de bowling y fútbol 5.

La modalidad unificada, que es de mucho arraigo dentro del movimiento de Olimpiadas Especiales, promueve la igualdad e inclusión al unir en un mismo escenario de competencia a atletas con y sin discapacidad intelectual.

Ahora los cañones se enfilan hacia Alemania, próxima sede de estos Juegos Mundiales de Verano que cobrarán vida en el año 2023.

Los atletas llegarán a la isla este sábado, 23 de marzo, cerca de las 3:43 a.m.


💬Ver 0 comentarios