El Equipo Nacional femenino de tenis de mesa se agenció la medalla de oro

Barranquilla, Colombia - ¡Llegó el primer oro!

El equipo femenino de Puerto Rico de tenis de mesa revalidó ayer como campeón en los Juegos Centroamericanos y del Caribe al vencer 3-1 a Venezuela en la final.

A segunda hora, los varones no pudieron el repetir el oro al caer 3-0 ante Cuba en la final para cargar con la presea de plata.

Mientras, la presea dorada en el femenino  tuvo un sabor especial más allá de que fue la primera medalla de oro para Puerto Rico en esta justa en Barranquilla.

Y es que el oro de las féminas estuvo en peligro, como lo confiesan los componentes del equipo nacional y como se percibía en el Centro de Convenciones, sede del evento final.

“Realmente la medalla estuvo en juego”, reconoció el entrenador, Bladimir Díaz. 

“Cuando perdimos el primer set del dobles pensé que las muchachas estaban nerviosas. Lo único que pude decir en ese momento fue ‘si ustedes quieren el oro, lo tienen que luchar. Una vez lo internalizaron todo fluyó”.

El aviso de peligro hacia la conquista del oro comenzó con el sencillo que Melanie Díaz perdió en el segundo partido ante Grimli Arvelo. Ya Adrian Díaz le había dado ventaja de 1-0 a las boricuas con un 3-0 en el primer sencillo.

Melanie ganaba 10-4 el primer set, pero perdió ese parcial y los siguientes dos para que Venezuela empatara a 1-1 el partido.

“Lo que quería era llorar” confesó Melanie. “Pero no lo hice porque tenía otro juego, que era más importante que el que había perdido. Me concentré para un juego nuevo”.

Llegó el dobles y la dupla de Melanie y Daniely Ríos perdió el primer set 11-5 para que Venezuela comenzara a sentir el oro con su dobles de Arvelo y Camila Obando. Pero todo cambio a partir de ese momento.

Juego grande

Melanie y Ríos le dieron vuelta al resultado y ganaron 11-5, 11-6 y 11-7 para ganar 3-1  y devolverle la ventaja a Puerto Rico de 2-1 en el encuentro.

“Por un momento dudamos. Pero dijimos ‘perder no es una opción’. Había que ganar esto porque confío en Adriana para ganar el otro sencillo”, dijo Melanie.

“Cambiamos de estrategia. Sabíamos lo que había (Venezuela) hecho para ganar. Nos mantuvimos positivas y lo sacamos”, dijo Ríos, por su lado.

Y una vez el dobles sacó el partido, el equipo le dio a la primerísima raqueta, Adriana Díaz, la oportunidad para cerrar el partido y conseguir el oro para Puerto Rico y el segundo para el equipo en Juegos corridos.

Dicho y hecho. Adriana le pasó el rolo en el Obando con un 3-0 (11-3, 11-3,11-2) para dar paso a una eufórica celebración en la instalación con la presencia de muchos boricuas en las gradas.

“Fue bien importante lo que hizo Melanie, luego de perder un sencillo y de perder el primer set del dobles. Es bien difícil reponerse de eso y me dio mucha confianza”, dijo Adriana.

El equipo, que esta vez incluyó a Fabiola Díaz, ya probó con este oro que no es una sorpresa y que puede manejar emocionalmente el favoritismo con el que llegó aquí.

“Hemos cambiado de hace cuatro años. No somos las mismas. Sabíamos que podíamos ganar porque estábamos bien preparadas. Estamos igual de felices con esta victoria”, dijo Adriana.

Se queda con la plata el equipo masculino

De otra parte, el equipo masculino perdió 3-0 ante Cuba en la final de la modalidad y se quedó con la medalla de plata de Centromericanos.

El equipo no pudo revalidar el oro que ganó en Veracruz 2014, pero sí le dio al tenis de mesa boricua su segunda medalla luego del oro que consiguió el equipo femenino sobre Venezuela.

Puerto Rico cayó abajo rapido ante Cuba cuando su primera raqueta, Brian Afanador, perdió 11-7, 11-8 y 11-9 ante Andy Pereira.

Seguido, Daniel González también cayó 11-6, 11-2 y 11-9 ante Jorge Campos.

Abajo 2-0, Puerto Rico envió al dobles a González con Yomar González para mantener la vida.

Pero los cubanos Pereira y Liván Martínez barrieron 11-4, 11-8 y 11-5 a los boricuas para conquistar el oro y dejar a Puerto Rico con la plata.





💬Ver 0 comentarios