El Comité Olímpico de Argentina (COA) debe andar en estos días ‘de parranda’ tras finalizar los Juegos Olímpicos Juveniles que se celebraron en Buenos Aires.

Argentina fue el mejor país latinoamericano en el medallero y oficialmente sexto en general, con 26 preseas (11 de oro, 6 de plata y 9 de bronce).

Rusia fue el de mayor rendimiento en medallas con 59, obtuvo 29 doradas, 18 de plata y 12 de bronce. China llegó segundo con 18 doradas, 9 plata y 9 bronce (36) y Japón tercero con 15 doradas, 12 plata y 12 bronce (39).

Puerto Rico también hizo lo suyo. Con 22 atletas en 10 disciplinas, logró tres preseas, una plata y dos bronces, algo histórico para el País. También hubo buenas actuaciones de la tenismesista Adriana Díaz, la karateca Janessa Fonseca, los equipos de voleibol de playa, Adamaris Santiago en halterofilia y la judoka Sairy Colón.

En dos previas Olimpiadas Juveniles, atletas boricuas habían logrado oro. El boxeador ‘Manny’ Rodríguez, (campeón mundial en el peso gallo de la FIB), en Singapur 2010, mientras que el judoca y medallista en Barranquilla 2018, Adrián Gandía, en Nanjing 2014, con el equipo mixto internacional.

En Buenos Aires 2018, el lanzador del disco Jorge Luis Contreras, de 17 años, estudiante de la Escuela del Albergue Olímpico, ganó plata con 115.06 puntos. El oro fue para el neozelandés Connor Bell con 133.08 y el bronce para el polaco Gracjan Kozak con 114.92. Un total de 14 atletas compitieron en la prueba.

El púgil Alvin Canales ganó bronce en los 91 kilogramos y el joven de 17 años, Jan Moreu, bronce en los 5,000 metros marcha.

En Singapur 2010, el argentino Braian Toledo, ganó oro en el envío de la jabalina. De la mano del COA, Toledo llegó a competir y adquirió experiencia en los Juegos Olímpicos de adultos en Londres 2012. No avanzó de ronda. Pero, para los Juegos Olímpicos del 2016 en Río, se metió en la final y arribó en la décima posición. Su transición tomó seis años, desde juvenil olímpico a una final olímpica adulta.

En ese proceso de identificar sus nuevos talentos, darles oportunidades y tiempo de preparación, con miras a París 2024, deberá estar Argentina con sus medallistas juveniles.

Puerto Rico tiene y debe apuntar a lo mismo. Hay que trabajar fuerte con este grupo de atletas juveniles y sus respectivos entrenadores, buscarles ayudas económicas, oportunidades con sus federaciones internacionales y proyectarlos en grande para París 2024.

Contreras, Moreu, Canales, Díaz, Fonseca, y los demás, son ahora mismo grandes cartas de triunfo. Hay que apostar a ellos.


💬Ver 0 comentarios