Sara Rosario y Jaime Lamboy dijeron que las aspiraciones de Puerto Rico para los Juegos siguen inalteradas. (horizontal-x3)
Sara Rosario y Jaime Lamboy dijeron que las aspiraciones de Puerto Rico para los Juegos siguen inalteradas. (Teresa Canino)

A principios de año, el Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur) recibió un recorte sustancial en su presupuesto debido a la precaria situación fiscal que atraviesa la isla.

Y con el devastador paso del huracán María el pasado 20 de septiembre, un número significativo de sus principales atletas han sido y serán afectados por los estragos del fenómeno atmosférico. Por tal razón, muchos entendían que la ininterrumpida participación en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que inició en La Habana 1930, llegaría a su fin.

“Nosotros, como institución, no podemos sentarnos a decir ‘Ok se acabó. No vamos a los Juegos’. No, eso jamás lo vamos a decir. Aquí siempre vamos hacia adelante”, dijo Sara Rosario, presidenta del Copur. “Vamos a estar en Barranquilla, vamos a estar en (los Juegos Panamericanos de) Lima y nuestra aspiración en Tokio 2020 va a seguir siendo la misma”.

“Barranquilla va a  ser el primer escenario que va a tener Puerto Rico para demostrar que realmente nos levantamos”, dijo por su parte Jaime Lamboy, director del Departamento de Alto Rendimiento. “Podemos demostrarle a América, Europa, al mundo en general, donde ha salido en todos los periódicos que Puerto Rico está ‘destrozao’.  Los Juegos van a ser nuestra primera oportunidad para demostrar que nosotros nos levantamos. Que a pesar de la adversidad estamos allí y vamos a ser contendores de medallas en todos los deportes que nos presentemos”.

Puerto Rico aspiraba antes de María a asistir a Barranquilla con una delegación entre 350 y 400 atletas, pero Lamboy destacó que el número podría verse afectado a principios del 2018, cuando el Copur tenga certeza de cuál es su situación y la del país.

Mientras tanto, Rosario señaló que el Copur subsiste y puede ayudar a sus atletas gracias a un sobrante de $1 millón que consiguió ahorrar en el 2016, $2 millones de ayuda gubernamental y con una línea de crédito de $500,000.

“Estamos operando con una línea de crédito. El Comité Olímpico tiene dinero en el banco para poder atender todas estas situaciones. Hemos trabajado con el dinero que tenemos disponible  en las distintas cuentas”, señaló Rosario, refiriéndose a las cuentas de fondos legislativos y la de fondos privados. 

“En dólares y centavos,  entre todas las cuentas el Comité Olímpico, debe de tener actualmente  $350,000 por todos los gastos. En estos momentos le debo al banco $500,000 (por la línea de crédito). Así que todas las ayudas que pueda recibir del fondo internacional van a ser bien utilizadas para yo poder continuar dándole operaciones al Comité Olímpico, poder pagar los gastos recurrentes”.


💬Ver 0 comentarios