Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Un torneo con cinco novenas participantes sin un presidente en propiedad.

Es lo que se perfila que pasará en la venidera campaña de la liga de béisbol invernal que iniciará el 12 de noviembre.

Ayer, Tony Valentín reiteró que los Cangrejeros de Santurce no jugarán en el próximo campeonato, después de solicitar una dispensa por una temporada.

“Sigo diciendo que no voy a jugar. No voy a sacar más dinero, y ahora menos, con todos los problemas que hay en la Liga con la salida del presidente (José Andreu García). Le pedí a la junta que me diera un receso”, apuntó ayer el dueño y jugador de los Cangrejeros.

Valentín dijo que la liga gestionó conseguirle unos compradores, pero las negociaciones no prosperaron. “Trataron de buscar a un grupo, pero se echaron para atrás”, continuó el ex grandesligas, quien tenía planes de dirigir el equipo este año.

El Nuevo Día supo que el equipo fue ofrecido al exitoso promotor de boxeo y apoderado de los Vaqueros de Bayamón en el BSN y Vaqueras del voleibol superior, Peter Rivera, pero éste rechazó hacerse cargo de la novena por la proximidad del torneo y el poco tiempo que tendría para hacer el mercadeo.

La última vez que un torneo invernal se efectuó con cinco equipos fue en el 1993-94 con el receso de los Criollos.

Además del receso de los Cangrejeros, la Junta de Directores de la Liga tiene que atender el asunto de la presidencia en la reunión que sostendrá mañana en la tarde. Anteayer, Andreu García presentó la renuncia por supuestas diferencias con algunos propietarios.

A estas alturas, Valentín cree que será cuesta arriba conseguir un presidente en propiedad.

“Mi opinión es que es muy tarde para buscar una persona”, dijo Valentín. Y en efecto, convencer a una persona será una ardua tarea para la junta. El viernes hubo rumores de que los ex presidentes Joaquín Monserrate Matienzo y Elpidio Batista estaban siendo considerados para ocupar el cargo.

Pero ayer, Monserrate Matienzo, le dijo a El Nuevo Día que no está disponible y se supo que Batista tampoco lo está.

En este momento, el control de la liga está en manos del vicepresidente, Enrique ‘Quique’ Cruz, el administrador de los Gigantes de Carolina.

Valentín sugirió que Cruz y el presidente de los Leones de Ponce, Antonio ‘Toñitín’ Muñoz, asuman las riendas administrativas esta temporada.

Tampoco sería la primera vez que un torneo se lleve a cabo sin un presidente en propiedad. En la temporada del 2005-06, el ex propietario de los Gigantes de Carolina, el fenecido Benjamín Rivera, también actuó como presidente de la liga.

De lo que no hay dudas es de la celebración del torneo, dijo Muñoz. “El torneo está seguro, sea con cinco o seis equipos”, afirmó el directivo de los Leones, al entender que la prioridad de la junta será discutir los detalles del próximo torneo y la participación de los Cangrejeros.

“La tercera prioridad es el tema del presidente”,dijo Muñoz agregando que no tiene ningún candidato a la presidencia.


💬Ver 0 comentarios