Yariel Soto es el campeón estatal de Ohio en decatlón, que consta de los 100 metros, 110 metros con vallas, 400 metros lisos, 1,500 metros, salto de altura y de longitud, lanzamiento de disco, de jabalina y bala, y salto con pértiga. (Suministrada) (semisquare-x3)
Yariel Soto es el campeón estatal de Ohio en decatlón, que consta de los 100 metros, 110 metros con vallas, 400 metros lisos, 1,500 metros, salto de altura y de longitud, lanzamiento de disco, de jabalina y bala, y salto con pértiga. (Suministrada)

Los éxitos del puertorriqueño Yariel Soto Torrado han sido tan rápidos como una carrera de 100 metros, y tan variados como los eventos que componen la disciplina del decatlón que practica hace solo tres años.

Soto, natural de Hatillo y cuyos padres se mudaron a Ohio cuando apenas tenía tres años, representó a Puerto Rico por primera vez este pasado verano en una competencia de la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo (IAAF). Respondió con una medalla de oro en la categoría Sub-20, en la Copa Panamericana de Eventos Combinados en Ottawa, Canadá en julio, para hacer sonar La Borinqueña en su primera experiencia.

Poco después firmó un acuerdo con la Universidad de Tennessee luego de que le concedieran una beca deportiva completa a partir del año académico 2019-2020.

Soto, de 18 años y todavía cursando el cuarto año en la Centerville High School de Ohio, estudiará y competirá por el prestigioso programa de los Volunteers, en la División I de la NCAA. Poseedor de múltiples récords en su escuela superior, Soto se convirtió en el primer exponente de atletismo de dicha institución en la rama masculina que obtiene una beca completa para ir a universidad de primera división, según destacó.

Y pensar que apenas comienza en el decatlón, aunque desde muy jovencito estaba involucrado en el atletismo como corredor de 400 metros y saltador de altura. “Desde que me recuerdo, el atletismo siempre fue algo que me encantó. Desde que pude, empecé corriendo y después del primer año en el colegio, en grado nueve, me enteré de lo que era el decatlón por vídeos de YouTube”, contó vía telefónica Soto a El Nuevo Día.

“Me enamoré de ese evento aunque nunca lo había hecho, ni había practicado muchas de las pruebas (que lo componen). Aprendí a como tirar (jabalina y la pesa) y el salto con pértiga. Y en mi primera competencia cualifiqué para los campeonatos nacionales de Estados Unidos. Eso fue a los 16 años. Yo hacía normalmente los 400 metros y el salto alto. Esos eran mis dos eventos más comunes, y ocasionalmente corría 100 y 200 metros, y los relevos”.

De 5’11” de estatura, Soto es el campeón estatal de Ohio en decatlón, que consta de 10 pruebas: 100 metros, 110 metros con vallas, 400 metros lisos, 1,500 metros, salto de altura y de longitud, lanzamiento de disco, de jabalina y bala, y salto con pértiga.

“Después que hice mi primer decatlón ahí fue que aprendí todos los otros eventos. Y cuando empecé a dominar las otras pruebas ahí fue que me di cuenta que este iba a ser mi futuro. Nunca pensé que iba a poder ir a la universidad, literalmente, gratis. No tengo que pagar nada”, dijo sobre la institución cuyo costo aproximado solo en matrícula anual ronda en los $30,000.

En el ínterin, Soto espera continuar representando a la isla en competencias internacionales, y su mira ya está puesta en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Ya inició los pasos para eso, pues en 2017, previo a su experiencia en Ottawa, viajó a Puerto Rico para unas cortas vacaciones después de seis años sin venir a la isla, y conoció al presidente de la Federación de Atletismo, Luis Dieppa.

Poco después participó en los New Balance Nationals, donde hizo su mejor marca personal en el decatlón con 7,025 puntos, al tiempo que optó por ir a la competencia de Canadá. “La intención era ir para tener experiencia internacional. Jamás pensaba ganar”. Pero Soto se alzó con el oro en la Copa Panamericana al dominar la disciplina del decatlón con 6,997 puntos. “Lo más grande de mi vida fue representar a Puerto Rico y escuchar La Borinqueña”, concluyó.


💬Ver 0 comentarios