La tenista estadoundiense Serena Williams levanta el puño tras derrotar a su compatriota Caty McNally en la segunda ronda del Abierto de Estados Unidos, en Nueva York. (AP)

Serena Williams erró en otro disparo y se lamentó: “¡Sigo fallando con la derecha!”.

Estaba en problemas, aunque le duraron poco tiempo, ante Caty McNally, una estadounidense de 17 años que es amiga y pareja de dobles de Coco Gauff.

Haciendo ajustes claves en su servicio y enderezando sus demás golpes, Williams evitó la que podría haber sido su eliminación más temprana en 19 apariciones en el Abierto de Estados Unidos, y vino desde atrás para vencer a McNally por 5-7, 6-3, 6-1 en un partido que se prolongó más allá de la medianoche del miércoles.

"No se pueden ganar torneos cometiendo tantos errores”, señaló Williams. "Sabía que tenía que jugar mejor, y sabía que podía”.

Y lo hizo.

"Obviamente, ella iba a mejorar su nivel. Sabía que eso iba a pasar”, dijo McNally. "La próxima vez, solo tengo que elevar mi nivel con el suyo”.

Williams mejoró a 38-0 su foja en las dos primeras rondas en Flushing Meadows. La única vez que cayó en las primeras fases del último mayor del año fue en tercera ronda en el año de su debut, en 1998, cuando tenía apenas 16 años.

La temporada siguiente, Serena ganó el primero de sus seis títulos del US Open. McNally ni siquiera había nacido.

Ahora, con 37 años, Williams tiene 23 títulos de Grand Slam individuales en sus vitrinas, y demostró por qué al superar una situación adversa ganando 16 de los 17 primeros puntos del último set.

McNally nunca había ganado un partido en un torneo importante hasta el lunes. Ocupa el puesto 121 en la clasificación de la WTA y recibió una invitación de la Asociación de Tenis de Estados Unidos para disputar individuales y dobles, donde compite con la sensación de 15 años Gauff.


💬Ver 0 comentarios