Adjuntas retorna enfocado en competir (semisquare-x3)
José Mulero, libero de los Gigantes de Adjuntas. (Archivo / GFR Media)

Nota del editor: Cuarto de siete artículos sobre los equipos que participarán en la temporada 2017 del Voleibol Superior Masculino que comenzará el 7 de septiembre.

Los Gigantes de Adjuntas participaron en la Liga de Voleibol Superior Masculino (LVSM) por última ocasión en el 2012. Sin embargo, el campeonato conquistado este año en la Liga Puertorriqueña de Voleibol revivió el entusiasmo en la Tierra del Gigante Dormido, y ahora buscarán recapturar su puesto como uno de los equipos de tradición del torneo.

Magdiel Rivera, técnico de la Universidad del Turabo, de las categorías menores nacionales, y asistente en la Selección femenina, y quien debutará como entrenador en propiedad en la liga superior, tendrá a su cargo la misión de llevar a los Gigantes lejos en la nueva temporada.

“Son 19 años como entrenador y creo que llega en un momento idóneo para mi carrera porque, ya con 39 años, me siento preparado. Aceptamos el proyecto, primero, porque la administración es una seria y profesional, y segundo, el campeonato en la Liga Puertorriqueña tiene al pueblo bien eufórico y atento a lo que va a ser esta temporada”, dijo Rivera a El Nuevo Día. El adjunteño y central Josué Rivera, quien jugó con los Gigantes de la Puertorriqueña, regresa a su pueblo junto con un grupo de jóvenes y veteranos que tienen el potencial de convertir a los Gigantes en una potencia.

“Todos saben de la capacidad y talento que tiene Steven Morales, Josué es un central de experiencia internacional y querido en Adjuntas, Eduardo Hernández (Regreso del Año 2016 con Fajardo) y Juan Carlos Ribas son dos puntas con esa hambre y deseo de demostrar este año muchas cosas, Howard García está esperando por esa oportunidad de ser titular y Josué Suárez, que tuvo tremenda temporada en Fajardo. Estamos muy contentos con la plantilla que conformamos”, puntualizó Rivera.

El técnico indicó que ha enfatizado mucho en el complejo uno (recepción inicial de servicio para atacar), que considera una de las fortalezas del sexteto. “En el juego de varones se trabaja más con el complejo uno por la potencia del juego, la ofensiva terminal y la velocidad. Nosotros apostamos mucho a poder integrar a nuestros centrales, que están probados en la liga, para poder abrir más los espacios ofensivos”, señaló Rivera.

La defensa será clave

Dada la estatura de la línea frontal de los Gigantes, más la calidad de la defensa zaguera del líbero José Mulero, de Eduardo Hernández y de Juan Carlos Ribas, el técnico de Adjuntas, Magdiel Rivera, le sacará provecho al complejo dos (bloqueo y/o defensa del ataque contrario para armar un contraataque), lo que convertiría a los Gigantes en una escuadra formidable.

“En el complejo dos tenemos a tres centrales de mucha experiencia y esa primera línea defensiva en la red nos va a ayudar mucho. También contamos con jugadores en la segunda línea defensiva como Mulero, Hernández y Ribas que dominan el piso, que controlan el balón, y eso nos dará buenos resultados, con el favor de Dios”, dijo Rivera.

“Nosotros no venimos a participar, nosotros venimos a competir y nuestra mira está puesta sobre el campeonato. Ese es el mensaje que la administración y el cuerpo técnico le llevó a los muchachos. Estamos trabajando y preparándonos para entrar a esa serie final, pero sabemos que la liga está bien balanceada y, a diferencia de otros años, la distribución de talento es bastante equitativa. Pero como dije, no venimos a participar, venimos a competir”, subrayó Rivera.


💬Ver 0 comentarios