(horizontal-x3)
Practica de los Gigantes de Carolina del voleibol masculino. En la foto Jair Santiago. (André Kang)

Nota del editor: Tercero de siete artículos sobre los equipos que participarán en la temporada 2017 del Voleibol Superior Masculino que comenzará el 7 de septiembre.

Los Gigantes de Carolina experimentaron una temporada 2016 que no cumplió con las expectativas, tras un 2015 en el que alcanzaron la final.

El sexteto carolinense apenas ganó dos desafíos en la temporada regular y finalizó último en el Voleibol Superior Masculino (LVSM). Sin embargo, con siete semanas de prácticas y entrenamientos a su haber, el conjunto liderado por el exjugador nacional y técnico Oswald ‘Ossie’  Antonetti,  buscará  dejar atrás el 2016 y se enfocará  en terminar entre los mejores cuatro equipos en el 2017.

“Ha sido una pretemporada bien retante, para todos los equipos.  Pero pienso que se trata un poco de darle continuidad a los principios técnicos que enseñamos porque tenemos un grupo parecido al del año pasado, y las caras nuevas se han integrado muy bien”, dijo Antonetti.

El ex líbero nacional Gregory Berríos será, nuevamente, uno de los líderes de una plantilla carolinense de mucha juventud, pero con jugadores probados y de proyección como el esquina del programa nacional Kevin López, el opuesto Jair Santiago y el Novato del Año 2016 con los Patriotas de San Juan, Francisco Vélez.

“Hemos sido muy cuidadosos con la calidad de lo que hemos hecho. Hemos estado trabajando cuatro días en semana, cinco días en algunas semanas, pero hemos tomado estos últimos nueve días como un mini campamento para trabajar algunas cosas. Vamos día a día”, añadió Antonetti.

“Gregory es el líder del grupo, junto con Arner de Jesús, que está en su tercer año con nosotros y que tiene un rol importante en el grupo. Josué Rivera es otro jugador que conoce la liga y que tendrá un rol importante. Vamos a ser muy específicos en los aspectos tácticos y técnicos porque queremos asegurarnos de desarrollar un buen carácter, queremos enviar ese mensaje cada vez que entremos a la cancha”, añadió.

Antonetti entiende que tiene un grupo balanceado, capaz de ajustares a múltiples situaciones de juego, y en cuanto al estilo su meta es que los jugadores reaccionen a la acción en cancha de una manera congruente.

Berríos es el líder

Berríos, uno de los líberos más experimentados de todo Puerto Rico, dijo que en los entrenamientos han tenido mucho volumen, tanto en tiempo como en drilles específicos, pero no han tenido muchos partidos de fogueo.

“Se ve, se palpa la diferencia en cuanto a continuidad. Tenemos más volumen y los juegos son más completos cuando se trata de los entrenamientos, que son más parecidos a los juegos. Hemos trabajado bastante volumen de tiempo y de drilles, y nos vemos bien pero no hemos fogueado mucho, aunque entre nosotros sí”, sostuvo Berríos.

Al preguntarle si ser visto como el líder del equipo le coloca presión adicional sobre los hombros, Berríos contestó que “al contrario, porque los jóvenes son bastante receptivos. Cuando uno trabaja con veteranos pues uno tiene que hacerles caso o compartir las ideas, pero aquí lo que hacemos es repartir ideas”.

“Hay que hacer mucho mejor trabajo que el año pasado, y nuestra meta es llegar a los playoffs y seguir subiendo. Si te pones a pensar, la liga está alcanzable y puede pasar cualquier cosa con todos los equipos. Es una liga corta, pero tenemos que trabajar día a día siempre; trabajar con calidad”, sentenció Berríos.


💬Ver 0 comentarios