(semisquare-x3)
David Alemán (izq.), dirigente de los Capitanes de Arecibo, fue una de las personas que perdió todas sus pertenencias luego que su residencia en Dorado se inundó por completo. (Juan Luis Martínez Pérez)

La campaña 2018 comenzó el 14 de septiembre, una semana después de lo previsto, debido al paso del huracán Irma, y aunque se completaron dos semanas de desafíos antes de que María entrara por Yabucoa como un huracán categoría cuatro y con vientos sostenidos de 155 millas por hora, la destrucción que dejó el fenómeno atmosférico propició la decisión de cancelar el resto del torneo.

La LVSM se unió al Baloncesto Superior Nacional Femenino (BSNF) como los torneos nacionales que optaron por cancelar.

"Como todos saben, la planificación y comienzo de la temporada 2017 fue una difícil y de muchos retos. Sin embargo, con mucho esfuerzo, dedicación y positivismo logramos comenzar la misma y darle a nuestra isla razones para reunirse y disfrutar de un gran espectáculo. Sin embargo, no todas las situaciones que enfrentamos en la vida son previsibles. Lamentablemente, no contábamos con el paso de dos huracanes sobre Puerto Rico - eventos atmosféricos de fuerza mayor que nosotros no podemos evitar y que limitan grandemente la celebración de nuestro torneo", escribió la letrada en un mensaje que le cursó a los apoderados de la liga.

"Compañeros, Puerto Rico está de luto. Estamos pasando por momentos difíciles que ameritan nuestra atención, ayuda, tolerancia y mucha dedicación. No es momento para pensar en voleibol. Es momento para ayudar a nuestros vecinos y ser solidarios. Para luchar por nuestro país y sacarlo a flote. Así las cosas, es con mucha tristeza que anuncio la cancelación del torneo de voleibol superior masculino – temporada 2017. Próximamente, cuando las circunstancias mejoren, estaremos citando para una reunión", añadió Santaella.

La supervisora de torneo indicó que se reunió con el presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV), César Trabanco, y con los vicepresidentes Anthony Meléndez y Herminio Nieves para discutir posibles alternativas. Del mismo modo, Santaella logró comunicación con cinco de los siete apoderados: los Indios de Mayagüez, los Cafeteros de Yauco, los Gigantes de Adjuntas, los Capitanes de Arecibo y los Changos de Naranjito. Todavía restaba establecer comunicación con los Gigantes de Carolina y los Mets de Guaynabo.

Los municipios de Arecibo, Adjuntas, Yauco y Naranjito recibieron daños catastróficos tras el paso del huracán María. Los Gigantes de Carolina y los Capitanes de Arecibo disputaban la primera posición global antes de la cancelación del torneo, mientras que los Mets buscaban su tercer campeonato nacional al hilo.


💬Ver 0 comentarios