Las Angels, dirigidas por Julio Meléndez, superaron en tres luchados parciales a Saint Francis, 25-22, 19-25 y 15-9. (Suministrada)

Manatí - Tuvo que esperar dos años de receso, pero al final, el equipo femenino de la Academia Discípulos de Cristo (ADC) logró lo que buscaba: su segundo “three-peat” en su paso por la Copa de Voleibol Escolar El Nuevo Día.

Las Angels, dirigidas por Julio Meléndez, superaron en tres luchados parciales a Saint Francis, 25-22, 19-25 y 15-9, para cargar con el título femenino del torneo, que culminó el domingo en el coliseo Juan Aubin Cruz de Manatí.

Mientras, en varones, el Colegio San Ignacio de Loyola logró su tercer título en su historia al superar a Bayamón Military Academy en otros tres intensos capítulos, 25-21, 19-25 y 15-13 para ponerle punto final al evento, que reunió a 48 sextetos en ambas ramas de colegios y escuelas públicas de toda la Isla.

El triunfo de ADC en féminas representó la tercera copa seguida y la número 16 que conquista esa institución en el torneo. Discípulos, que ya había levantado el trofeo de monarcas en tres ocasiones seguidas (2008-2010), venía de cargar con el título en las ediciones 2015 y 2016, antes de que los estragos provocados por el huracán María forzaran la suspensión del evento por los pasados dos años.

Pero, al parecer, la prolongada pausa no hizo mella en su juego. Las Angels iniciaron su camino al título con victorias frente a la escuela Luis Muñoz de Utuado, la escuela de la Universidad Interamericana, San Agustín, y un durísimo partido frente a Piaget de Manatí, para ganarse el derecho de enfrentar en la final al primer sembrado, Saint Francis.

El equipo del colegio San Ignacio.
El equipo del colegio San Ignacio.

“Las chicas no se quitaron, siguieron las instrucciones y vinieron a jugar de corazón y yo súper contento con este grupo de chicas. Otro gran logro para nuestra institución”, comentó Meléndez luego de celebrar en la cancha con sus jugadoras.

“Hoy creamos más confianza en las chicas. Ellas entraron a la cancha siendo campeonas, pero si querían salir también como campeonas, tenían que jugar el juego punto a punto. Sabíamos que Saint Francis venía con esa encomienda. No perdimos el control cuando fuimos al tercer set y logramos el triunfo”, apuntó el coach de las ganadoras.

La acomodadora de Discípulos, Minelis Riera, fue nombrada la Jugadora Más Valiosa del torneo.

Mientras, los Leones ignacianos tuvieron que emplearse al máximo para conseguir el cetro que no disfrutaban desde el 2014.

“El primer día fue bastante cómodo debido que estábamos bien posicionados en el ranking (#4). Ya ayer (sábado), tuvimos que jugar duro contra Rosabell y contra el primer clasificado, Santa Teresita”, comentó el coach de San Ignacio, Edwin Meléndez.

“Nuestro bloque siempre estuvo ahí porque tenemos estatura. Donde tuvimos que hacer ajustes fue en la ofensiva. Logramos subir nuestro nivel de juego y gracias a Dios terminamos jugando duro y salimos con la victoria”, añadió.

El esquina Antonio Feliciano fue el Jugador Más Valioso del campeonato de los ignacianos.

En los partidos por el tercer lugar femenino, Piaget se impuso a San Felipe en un cerradísimo choque, 25-22 y 25-23. Mientras, en varones, Santa Teresita se recuperó luego de perder el primer parcial 25-18 para imponerse en los siguientes dos, 25-21 y 15-13.

La edición 2019 de la Copa de Voleibol Escolar El Nuevo Día fue dedicada a dos glorias del voleibol boricua: Xiomara Molero y Eva Cruz.

El productor asociado, Robert Rodríguez, anunció que la próxima edición del evento ya tiene fecha y se celebrará del 11 al 15 de noviembre del 2020.


💬Ver 0 comentarios