El yaucano Roberto Muñiz lleva sobre 20 temporadas activo en la Liga de Voleibol Superior Masculino y jugó con la Selección Nacional. (horizontal-x3)
El yaucano Roberto Muñiz lleva sobre 20 temporadas activo en la Liga de Voleibol Superior Masculino y jugó con la Selección Nacional. (Juan Luis Martínez Pérez)

Arecibo.- El veterano central y exintegrante de la selección de voleibol masculino, Roberto Muñiz, ha acumulado muchísimos logros a lo largo de su carrera de 22 años. Y una meta que le resta por alcanzar es vestir el uniforme de los Cafeteros de su natal pueblo de Yauco.

Desafortunadamente, Muñiz no formará parte de la plantilla del sexteto yaucano que regresa al Voleibol Superior Masculino (LVSM) esta temporada luego de 17 años de ausencia debido a que ya se comprometió a jugar con los Capitanes de Arecibo, conjunto al que representa desde el 2012-2013.

“Tuve una conversación con el gerente general, Ángel García, y le di mi compromiso a los Capitanes. Yo soy un hombre de palabra, y cuando me comprometí (con Arecibo) el regreso de Yauco todavía no estaba en el panorama, no lo sabía”, explicó Muñiz.

Criado en el barrio Lluveras de Yauco, Muñiz trabajo fuertemente para convertirse en un voleibolista de alto nivel, incluyendo viajar desde Yauco a San Juan en transporte público para jugar con equipos en el área metropolitana y con la Selección Nacional, así como jugar, trabajar y estudiar al mismo tiempo para proveer para su familia y hermanos. Tras convertirse en ingeniero eléctrico, Muñiz es ahora supervisor del distrito técnico de San Germán de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), puesto que lo ha llevado a trabajar en Yauco.

“Te admito que mi corazón estaba a mil, la gente de Yauco y muchos auspiciadores preguntaban si yo estaría con los Cafeteros. La presión estuvo ahí y fue bien fuerte”, añadió.

Precisamente, durante una de sus visitas a su pueblo como parte de su puesto en la AEE, fueron muchos los que le preguntaron si jugaría con los Cafeteros. En fin, la presión para ponerse la franela de Yauco fue impresionante.

“Tuve que ir a Yauco a trabajar dos semanas y se puso más difícil todavía. La duda estuvo y hubo unos acercamientos. Tuve una conversación con la gerencia y me hicieron la pregunta (de si quería jugar en Arecibo o en Yauco). Le dije que di mi palabra (a Arecibo) y que ellos contaban conmigo. Soy un hombre de palabra y la gente en Yauco que me conoce de cerca también lo saben: mi corazón está con mi gente y mi familia, pero di mi palabra. Si Dios quiere que realmente me retire en Yauco, pues así será, pero este año mi compromiso está con Arecibo y aquí estoy. Mi sueño es retirarme con mi gente de Yauco, y si eso se da pues perfecto, y si no se da, pues me estoy gozando esto día a día”, enfatizó Muñiz.


💬Ver 0 comentarios