Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Los Cafeteros de Yauco recibirán hoy la visita de los Gigantes de Adjuntas en la jornada inaugural del torneo. (Suministrada) (semisquare-x3)
Los Cafeteros de Yauco recibirán hoy la visita de los Gigantes de Adjuntas en la jornada inaugural del torneo. (Suministrada)

Una cosa es lo que figura en el papel y otra cómo los equipos compensarán las bajas que sufrirán durante el verano por los compromisos de la Selección Nacional adulta.

Si los Mets de Guaynabo y los Gigantes de Adjuntas son los equipos más completos en personal, según los rosters que confeccionaron para la temporada 60 de la Liga de Voleibol Superior Masculino que arranca esta noche, también parece que tendrán los mayores problemas cuando algunos de sus jugadores se ausenten por compromisos del combinado.

Bajo esas circunstancias, la campaña, que arranca esta noche cuando los Gigantes visiten a los Cafeteros de Yauco en el coliseo Raúl “Pipote” Oliveras, podría ser bastante luchada.

“Tenemos en la preselección a cinco jugadores practicando los sábados, domingos y martes. Esto limita poder trabajar en conjunto. Están activos y jugando voleibol, pero en cuanto a la cohesión de grupo se nos está haciendo cuesta arriba”, dijo el dirigente de los Mets, Luis “Wicho” Aponte, cuyo primer compromiso de la temporada será este sábado en el coliseo Mario “Quijote” Morales, recibiendo a los Cafeteros.

Guaynabo, que en la última temporada completa en 2016-2017 se coronó campeón luego de concluir cuarto en la fase regular con marca de 10-10, es uno de solo dos equipos que repiten este año en el torneo, junto a los Changos de Naranjito, que no clasificaron a los playoffs al concluir séptimos con 7-13.

Solo cinco sextetos participarán de la contienda abreviada a 16 juegos por equipo. Los otros son Adjuntas, Yauco y Toa Baja.

“Sí, tenemos un grupo bien talentoso cuando el grupo esté completo. Es bastante balanceado con grandes fortalezas con mucho control del balón, ataque por todas las posiciones y buenos colocadores”, agregó Aponte sobre los Mets, destacando además la copiosa y variada ofensiva del equipo como otro de los fuertes del club.

Con la cancelación de la pasada campaña por los estragos del huracán María, Guaynabo es el vigente campeón. No solo tiene dos títulos consecutivos, sino que también ha ido a cinco series finales en ristra. Y repite a un equipo sólido en todas las posiciones. Los esquinas Pablo Guzmán y Pedro Molina, el colocador y opuesto Gabriel Rosado, el central Ramón Burgos y el líbero Arnel Cabrera son los cinco de los Mets que figuran en la preselección de cara a la Copa Challenger en Cuba a finales de mes.

Con esos, y otros como los nacionales Edgardo Goas (préstamo), Steven Morales y Sequiel Sánchez, que podrían ser convocados para algunos de los otros compromisos de la Selección, Guaynabo tiene prácticamente un ‘equipo nacional’.

Situación similar tendrán los Gigantes, que lucen como el otro conjunto más sólido por sus jugadores de alto calibre.“Si nos vamos por nombres, tenemos un equipo de mucho talento, capitaneado por Ángel Pérez, que se le puede llamar el jugador franquicia porque es un jugador reserva y viene de jugar en la mejor liga de mundo, en Italia. El grupo va a girar en torno a él”, señaló el dirigente de Adjuntas, Magdiel Rivera, en torno a la figura del acomodador nacional.

“Diría que el volumen ofensivo”, dijo Rivera sobre lo que considera su fortaleza. “Es un equipo con algo volumen ofensivo en las puntas, en el lado derecho e izquierdo. Tener a Jackson Rivera también nos da volumen en la recepción, junto al líbero José Mulero”.

En lo que respecta a los Changos, repiten al mejor anotador (378 puntos) de la última campaña en 2016-2017, el opuesto Juan Vázquez, que además obtuvo el trofeo del mejor servicio, al encabezar la liga en saques directos con 35.

La combinación de juventud y abundante ofensiva es para el técnico Jamille Torres, el principal atributo del sexteto. “Ofensivamente estamos muy bien. Tenemos a Juan Vázquez, a Jorge “Titón” López, Ángel Rivera y Anthony Negrón. Son jugadores bien ofensivos”, destacó el dirigente sobre los Changos, franquicia más ganadora con 23 títulos.

Torres piensa que una de las debilidades de los Changos está en la recepción, pero cree que se podrá estabilizar durante el desarrollo del torneo. “La temporada va a estar bien reñida. Al haber menos equipos se aglutina más talento en los equipos. Hay poquito trabajo para los caballos. Pero la liga va a ser bien competitiva. Va a estar atropellado el itinerario y por eso digo que la profundidad es importante, porque mientras más profundo esté el equipo, más jóvenes están las piernas y más frescos estamos para poder jugar esos back to back”.

Débiles Toa Baja y Yauco

Toa Baja y Yauco, entretanto, son dos franquicias que parten de la nada en su regreso a la liga.

“Toa Baja se forma alrededor de Juanmi Ruiz (acomodador nacional), que es la base, y luego entran Jean Carlos Ortiz (opuesto), Josué Rivera (esquina) y Kevin López (esquina). Es un grupo de jóvenes veteranos. Y también firmamos a Dennis del Valle (líbero). Pero la mayoría de las reservas están en su primer año de participación. Es un proyecto más a largo plazo”, comentó el dirigente de los Llaneros, Gerardo de Jesús.

En el mismo ‘bote’ están los Cafeteros, aunque lucen como el equipo más vulnerable pues según reconoció su piloto José “Shorty” Torres, el sexteto se formó luego de que estaban confirmados los otros cuatro equipos de la liga para esta campaña.

“La realidad es que esto es un proyecto que estamos desarrollando para en dos o tres años tener un equipo de primer nivel. Nos hemos dado a la tarea de buscar el mejor talento joven disponible”, dijo el técnico de los Cafeteros, quien dijo que aprovecharán al máximo la experiencia de jugar este año para ganar experiencia.


💬Ver 0 comentarios