(semisquare-x3)
Los Mets de Guaynabo irán en busca del three-peat luego que la Junta de Apoderados aprobó la celebración de la temporada 2017 con seis franquicias. (David Villafañe)

La Junta de Apoderados de la Liga de Voleibol Superior Masculino (LVSM) aprobó el sábado, de manera unánime, celebrar la temporada 2017 con seis equipos, aunque existe la posibilidad de añadir a otras dos franquicias antes de la inauguración pautada para las últimas semanas de agosto.

César Trabanco, presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV), dijo a El Nuevo Día que, hasta el momento, las franquicias que jugarán serán los campeones Mets de Guaynabo, los Capitanes de Arecibo, los Indios de Mayagüez, los Gigantes de Carolina, los Cariduros de Fajardo y los Changos de Naranjito.

Los subcampeones Caribes de San Sebastián, los Plataneros de Corozal y los Patriotas de San Juan se mantuvieron con sus planes de oficializar sus solicitudes de dispensa, aunque tendrán hasta el 3 de julio para retirarlas. Arecibo y San Sebastián han hablado con los municipios de Cataño y Manatí para concretar posibles mudanzas, y Trabanco añadió que está en conversaciones con los municipios de Moca, Adjuntas, Yauco y Lares como posibles plazas para crear equipos nuevos pero, de finalizarse las negociaciones antes del 3 de julio, solo se aprobaría a uno o dos equipos.

Además, la Junta aprobó un tope salarial escalonado para jugadores, cuerpo técnico y personal de apoyo que representa una reducción de un 30 por ciento para todos. El máximo que podrá devengar un atleta este año será $20,000. También se aprobó la contratación de un refuerzo por equipo, pero Trabanco señaló que, hasta el momento, los equipos no están inclinados a fichar importados. Finalmente, se fijó la fecha del sorteo de novatos para el 7 de julio.

“Se comenzará a jugar entre el 15 al 20 de agosto y el torneo concluirá la primera quincena de diciembre. Si finalmente juegan seis equipos la temporada regular consistiría de 15 partidos, pero si se añaden más aumentaría a 16 o 18 juegos. Todos los equipos estuvieron presentes menos San Sebastián, que se excusó, pero enviaron sus opiniones por correo electrónico. Arecibo estuvo representado por su nuevo coapoderado, David Alemán (dirigente de los Capitanes), y Fajardo por su nuevo coapoderado Carlos Villa (ex director de torneo de ambas ligas y ex segundo vicepresidente de la FPV)”, indicó Trabanco.

“La Asociación de Jugadores estuvo representada por Fernando Morales (acomodador de los Caribes) y se llegó a un acuerdo de utilizar un tope con tres escalas y que cubre a todos los componentes de un equipo. La mayoría de la matrícula lo que pierde es un 30 por ciento (de ingresos), excepto para cinco o seis jugadores que estaban muy por encima del tope. Si son seis o siete equipos, se jugaría la temporada regular, los mejores cuatro clasificarían a semifinales y luego se celebraría la final”, añadió Trabanco.

En cuanto a las negociaciones con Moca, Adjuntas, Yauco y Lares para albergar nuevas franquicias, Trabanco dijo que “se le va a solicitar requisitos adicionales a las personas nuevas que quieran fundar equipos nuevos. Esto comenzó entre jueves y viernes y se le presentó ayer (sábado) a la Junta porque no podía negociar sin tener la aprobación de la matrícula de la liga. Ya he hablado con dos grupos de Yauco y uno en Adjuntas pero se aprobaría a uno o dos equipos nuevos. Entiendo que vamos a poder añadir a un equipo adicional”.

Finalmente, la Junta votará este sábado para aprobar o rechazar las nuevas enmiendas propuestas para la Constitución y Reglamento de la FPV, aunque Trabanco declinó mencionar cuáles son las enmiendas que estarán sobre la mesa hasta tanto se complete la votación.


💬Ver 0 comentarios