Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Picky Soto en el 2016 con los Mets de Guaynabo. (GFR Media) (semisquare-x3)
Picky Soto en el 2016 con los Mets de Guaynabo. (GFR Media)

La temporada número 60 de la Liga de Voleibol Superior Masculino (LVSM) le será dedicada este jueves a dos pasadas estrellas de la Selección Nacional, el exesquina y opuesto Héctor “Picky” Soto y el otrora acomodador Fernando Morales.

La campaña, que se celebrará en una fecha atípica, constará de cinco equipos y se jugará en un formato corto de solo 16 partidos de la fase regular, tras la cual se pasará a la etapa semifinal con series de 7-4. Solo un equipo se elimina en la temporada regular. Los sextetos activos serán Guaynabo, que fue el último en coronarse campeón en 2016, antes de que la campaña 2017 se viera abortada por el paso del huracán María en septiembre, Naranjito, Yauco, Adjuntas y Toa Baja.

La acción se pondrá en marcha con el partido en que los Gigantes de Adjuntas visitarán a los Cafeteros de Yauco en la cancha Raúl “Pipote” Oliveras, este jueves a partir de las 8:00 de la noche.

“Es un torneo un poco fuera de lo común. Un torneo corto, fuera de época, porque el torneo masculino usualmente se juega en septiempre y estamos tomando la iniciativa de moverlo al verano, lo que dificulta traer refuerzos”, dijo la directora del torneo, la licenciada Leyre Santaella.

La campaña 2018 de la LVSM arrancará apenas ocho meses luego del paso del huracán María por la isla, cuando solo se había jugado poco más de una semana del torneo de 2017.

“Es un reto para los jugadores y es un reto para los apoderados que están presentes y los que tuvieron que solicitar dispensa. Es un sacrificio en general (celebrar el torneo). Ahí entra la importancia que todos cooperemos por un fin común. El propósito de esta temporada ahora es que el voleibol de Puerto Rico no muera. Ya fuera con cuatro o con ocho equipos, nuestra meta en todo momento es que el torneo se celebrara”, señaló Santaella.


💬Ver 0 comentarios