La Selección Nacional femenina tendrá primero tres juegos de fogueo en Saitama, antes de moverse a la sede donde jugará el Grupo D en Japón. (horizontal-x3)
La Selección Nacional femenina tendrá primero tres juegos de fogueo en Saitama, antes de moverse a la sede donde jugará el Grupo D en Japón. (GFR Media)

La Selección Nacional que participará desde el 29 de septiembre en el Mundial de Voleibol femenino de Japón, partió este jueves desde el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín rumbo a ese país, con la expectativa de adelantar a la segunda ronda del certamen y lograr al menos tres triunfos en la fase de grupos.

Trece jugadoras, incluyendo a la suplente de último momento, la central Alba Hernández, realizaron el viaje junto al cuerpo técnico encabezado por el dirigente José Mieles. También viajó en el grupo el presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV), Dr. César Trabanco.

En un vuelo de la aerolínea Delta, el grupo viajaría primero a Nueva York para una escala, antes de abordar otra aeronave para un viaje de 14 horas hacia China, en una segunda escala antes del último tramo a Japón.

El seleccionado realizará inicialmente a su llegada, una serie de tres fogueos el 24, 25 y 26 de septiembre en la ciudad de Saitama con el club Aero Medics. Luego de esto viajará el día 27 hacia la sede donde jugará el Grupo D, Hamamatsu.

“Según lo que he visto en los entrenamientos, creo que tenemos una buena oportunidad de ganar dos partidos en el Mundial, y siendo bien positivas, creo que podemos lograr un poco más de lo que la gente piensa. Son rivales que, por lo menos en mi generación, le hemos dado buenos partidos”, dijo la veterana opuesto de la Selección, Karina Ocasio. “En el Mundial pasado en Italia, tuvimos un gran juego contra Kazajistán. No le ganamos y por esa razón no pasamos (de ronda). Creo que si nos enfocamos en los objetivos que tenemos para poder pasar, nos va a ir muy bien porque son accesibles”.

Tres victorias alcanzables

Ocasio entiende que de los cinco rivales que Puerto Rico enfrentará en esa primera ronda, Kazajistán, República Domincana y Kenia son los más factibles para vencer.

“Creo que podemos ganar por lo menos dos o tres jueguitos para pasar a segunda ronda. Estamos trabjando muy bien. El equipo está compuesto de veteranas y jóvenes, y creo que vamos a hacer un buen papel”, coincidió Stephanie Enright. “Tenemos muchas ganas de ganarle a Dominicana como siempre, así que vamos a tratar de poner de nuestra parte para tratar de sacar ese juego también”.

En el caso de Brasil, contra el que debutan las boricuas en el torneo el día 29, y de Serbia, se trata de dos equipos entre los mejores cinco del mundo.

“El objetivo de este equipo es pasar a segunda ronda”, señaló por su parte Trabanco. “Es la misma que tenía con el (equipo) masculino. Pero el no pasar a segunda ronda (del Mundial en Bulgaria) no es un fracaso del programa porque logramos los dos primeros objetivos que era lograr una medalla centroamericana (oro) y clasificar a los Juegos Panamericanos”.

La Selección viajó con las acomodadoras Natalia Valentín yRaymariely Santos, las esquinas Daly Santana, Stephanie Enright y Noami Santos, las centrales Neira Ortiz, Ana Sofía Jusino, Diana Reyes y Alba Hernández, la opuesto Karina Ocasio, la especialista en defensa Adriana Viña, y las líberos Valeria León y Shara Venegas.

“Es una motivación increíble el Mundial. Río (las Olimpiadas de 2016) me dio a entender dónde yo estaba como atleta y a dónde quería llegar. Ir ahora a un Mundial es una oportunidad para saber cuánto he crecido desde ese momento”, expresó Valentín.

“Estamos bien emocionadas y bien ansiosas de estar en la cancha y jugar. Han sido unas semanas de mucha preparación y estamos bien enfocadas. Lo más que hemos hecho ha sido eso, enfocarnos en lo que tenemos que hacer y en las metas que hemos hablado”, señaló por su lado Santana.

El técnico José Mieles expresó agradecimiento a la Federación por la oportunidad de tener un entrenamiento de cinco semanas previo al viaje de este jueves, además del tiempo de anticipación con el que se están trasladando a Japón para aclimatarse a la sede y adaptarse al cambio de hora.

Lamenta las bajas

Lamentó, sin embargo, la baja de dos atacantes del calibre de la opuesto Shirley Ferrer y la esquina Pilar Victoriá.

“Fue dura la baja a última hora. No la veía venir. Como entrenador ya había establecido unos patrones y unas rotaciones que entendían eran las prudentes. Al bajarse dos atacantes, me quedo con cuatro de seis”, dijo Mieles, quien regresó al mando de la Selección femenina tras la renuncia de Javier Gaspar luego de que las boricuas se colgaran la medalla de bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla.

Ferrer y Victoriá no pudieron hacer el viaje porque sus pasaportes fueron retenidos en Washington, D.C. por la embajada de Francia, como parte del protocolo luego de que ambas jugadoras gestionaran recientemente los visados requeridos para jugar en dicho país europeo en su próxima temporada. Al no recibir a tiempo de vuelta sus respectivos pasaportes, no pudieron montarse en el avión con rumbo a Japón.

No obstante, Trabanco dijo que aún tienen esperanzas de que en el caso de Ferrer pueda recibirlo en el fin de semana y que esta pueda hacer el viaje a más tardar lunes o martes. Con Victoriá no están contando ya pues aparte del asunto del pasaporte, está resentida de una pierna.

“El Dr. Trabanco incluyó a Alba (Hernández) para entonces, de alguna manera utilizar una central adicional en el doble cambio con una atacante. En ese caso sería Neira (Ortiz). No lo trabajé, siendo honesto. Tendría que trabajarlo esta semana como una pequeña opción. La entrada de Alba me da altura y sé que en algunos momentos la tendré que usar”, agregó Mieles.

“Lamentable la baja. Trastoca un poco la preparación del equipo y la rotación. Pero yo creo que vamos a estar bien”.

Mieles anticipa que ante la salida de las dos mencionadas atacantes, que se vislumbraban como posibles primeras sustituciones, ahora podría estar utilizando a Noami Santos como una segunda opuesto en momentos dados.

Posibles movidas

“A medida que pase esta semana en los fogueos, estaré practicando y probando diferentes opciones, si es Diana (Reyes) de opuesto, Neira (Ortiz) o Noami. Lo que tenga que hacer”, dijo Mieles.

Hernández, por su lado, aceptó que la llamada a última hora para que se integrara a la Selección y realizara el viaje la tomó por sorpresa, e incluso estaba haciendo gestiones para comenzar un empleo nuevo en Fajardo, en el Departamento de Recreación y Deportes municipal.

“Siempre voy a estar disponible para representar a mi país ya que es un orgullo. Nuevamente con mis chicas a darlo todo”, dijo a El Nuevo Día. “Vamos a estar en el escenario más importante del voleibol a nivel internacional, y eso para cualquier jugadora es un orgullo. Estoy muy contenta con poder volver estar aquí”.


💬Ver 0 comentarios