Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

“Mi interés es que en la junta tengan participación todos los sectores del voleibol y seguiré trabajando en ese fin”, dijo César Trabanco, presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol. (horizontal-x3)
“Mi interés es que en la junta tengan participación todos los sectores del voleibol y seguiré trabajando en ese fin”, dijo César Trabanco, presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol. (Archivo / GFR Media)

La Junta de Directores de la Federación Puertorriqueña de Voleibol votó ayer en contra de permitir un proceso más democrático al momento en que se discutan y tomen decisiones que podrían impactar las ligas superiores de voleibol.

Con votación de 9-7 los apoderados decidieron no darle espacio en sus reuniones a los representantes de los jugadores, entrenadores y oficiales así como a miembros por el interés público.

La petición para estas plazas en la junta de directores fue presentada por la Asociación de Jugadores de Voleibol, que agrupa a más de un centenar de jugadores y jugadoras de voleibol superior, como una enmienda al Capítulo 2, Artículo 1 del reglamento federativo. La misma no prosperó ante la negativa de nueve apoderados.

Mi interés es que en la junta tengan participación todos los sectores del voleibol y seguiré trabajando en ese fin. El consenso general es positivo, ya que estaremos comenzando a establecer un diálogo con todos los sectores, para eventualmente seguir dando forma a este proceso”, citaron a César Trabanco, presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol, en un comunicado de prensa. “La línea de comunicación de parte de los apoderados, al igual que de esta junta está abierta”.


💬Ver 0 comentarios