Los Gigantes de Adjuntas deben de vencer esta noche a los Mets para forzar un séptimo y decisivo encuentro. (horizontal-x3)
Los Gigantes de Adjuntas deben de vencer esta noche a los Mets para forzar un séptimo y decisivo encuentro. (David Villafañe)

En el deporte, la cancha local representa un extra para el conjunto anfitrión y los Gigantes de Adjuntas confían en que no desaprovecharán la oportunidad que tendrán esta noche en el coliseo Rafael Llul de forzar a un séptimo partido la serie final de la Liga de Voleibol Superior masculino.

Adjuntas recibe esta noche a los Mets de Guaynabo, que con su triunfo el miércoles tomaron ventaja 3-2 en la serie que se juega a un máximo de siete encuentros. Una victoria de los Mets como visitantes le daría a los guaynabeños su tercer campeonato consecutivo.

Adjuntas saldrá a evitar la eliminación ante su gente. “Aparte de la importancia de que puede ser el juego definitivo, porque si Guaynabo gana es el campeón, tenerlo en casa nos da ese apoyo, que es la constante nuestra en ese séptimo hombre, que es la fanaticada”, dijo ayer Magdiel Rivera, dirigente de los Gigantes, a El Nuevo Día.

Durante toda la temporada, el factor público ha sido influyente en los resultados que hemos conseguido como colectivo”, agregó.

“El coliseo de Adjuntas tiene el distintivo que la fanaticada se siente más cerca. El publico está bastante en contacto con lo que es el partido, desde las gradas hasta dentro de la cancha. Jugar en Adjuntas, para nosotros, es un plus porque nos da esa situación interesante que no tienen las canchas del resto de los equipos”.

Además de jugar en casa, los Gigantes confían poder contar con los servicios del estelar colocador nacional Ángel Pérez, quien fue afectado por un virus durante los Juegos Centroamericanos y del Caribe y no pudo jugar en el revés 3-1 del miércoles en Guaynabo.

“Las directrices médicas indicaban que tenía descanso hasta el día de hoy (ayer). Se entiende que ya mañana debe de estar en cancha y eso lo iremos confirmando entre la tarde-noche de hoy (ayer) y el día de mañana”, informó.

“Nosotros hemos sido claros con él. Queremos respetar lo que es su salud y el bienestar, pero también entendiendo la importancia de su presencia en cancha como líder y lo que representa para el grupo”, agregó.

Los Gigantes practicaron anoche y Rivera indicó que los jugadores están enfocados en defender su cancha para forzar un partido decisivo.

“Vamos a defender nuestra casa, que por tradición ha sido nuestra constante. El ánimo va a estar bien. Ayer (el miércoles) salimos del camerino (del “Quijote” Morales) con un buen mensaje que era venir a obligar ese séptimo partido, que va a ser el 17 de agosto. Como lo hemos hecho, salir de la adversidad”, dijo Rivera.

“Hemos tenido un año de mucha adversidad y nos hemos levantado con mucho coraje y respeto a lo que es el juego”, concluyó.

Anoche la Federación Puertorriqueña de Voleibol anunció que el partido será transmitido por el canal 2.2de Telemundo.


💬Ver 0 comentarios