Jamille Torres (en primer plano) no buscó excusas para el resultado del encuentro celebrado en el coliseo Roberto Clemente y reconoció que “ganó el mejor, punto y se acabó”. (semisquare-x3)
Jamille Torres (en primer plano) no buscó excusas para el resultado del encuentro celebrado en el coliseo Roberto Clemente y reconoció que “ganó el mejor, punto y se acabó”. (Juan Luis Martínez Pérez)

Aunque no lograron su primer campeonato de la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF), el dirigente de las ahora subcampeonas Changas de Naranjito, Jamille Torres, se mostró satisfecho con el desempeño del equipo y confía en que en un futuro no muy lejano alcanzarán el título por la juventud de sus jugadoras.

“Nosotros no tenemos nada de que estar avergonzados. Nosotros ganamos dos juegos el año pasado y este año ganamos... ¿Cuántos fueron? ¿31? Yo creo que hemos demostrado que la franquicia va encaminada a ser una seria y que no vamos a descansar hasta levantar el trofeo de campeón”, apuntó el técnico a la conclusión, el lunes, del sexto partido de la serie final de la LVSF, en el que las Criollas de Caguas consiguieron su quinto campeonato al hilo tras imponerse en cuatro parciales a Naranjito. 

Torres no buscó excusas para el resultado del encuentro celebrado en el coliseo Roberto Clemente y reconoció que “ganó el mejor, punto y se acabó”.

Al preguntársele que había sido lo más difícil de la temporada, el dirigente reconoció que fue lograr aglutinar el grupo. “Tienes tanto talento, y que todo el mundo esté contento con el tiempo de juego y que todo el mundo ataque. Que Andrea (Rangel) ataca 40, la otra ataca 30 balones… Es un poco difícil, pero creo que me gradué porque lo mejor del equipo era una buena química”.

En cuanto a las fallas que exhibió el sexteto, que no capitalizó cuando estuvo al frente en el marcador, Torres apuntó a la juventud y poca experiencia del equipo naranjiteño, que contrasta con la veteranía y experiencia de la franquicia cagüeña.

“Nosotros somos un equipo Sub-25. La mayor tiene 27 años. Yo creo que cada punto, cada error, cada ataque y cada bloqueo fue de aprendizaje. La temporada regular y la serie final fue la universidad de estas chamacas”.

Contrario al equipo masculino, cuya primera franquicia data de 1958, las Changas sólo han jugado cuatro temporadas. Por último, Torres no quiso adelantar si el equipo permanecería igual para la próxima temporada, pues, según dijo, es muy temprano para hablar de este tema.


💬Ver 0 comentarios