El esquina Pablo Guzmán es uno de los integrantes de la Selección de voleibol masculino que competirá en Cuba desde mañana. (GFR Media) (semisquare-x3)
El esquina Pablo Guzmán es uno de los integrantes de la Selección de voleibol masculino que competirá en Cuba desde mañana. (GFR Media)

Pinar del Río, Cuba - La Selección de voleibol masculino encarará desde mañana, martes, en la provincia más occidental de Cuba, el reto de conseguir el único boleto que ofrecerá la Copa Challenger de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Voleibol (Norceca) para la Final Mundial, el torneo clasificatorio para la Liga de Naciones de la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) del próximo año.

La escuadra boricua llega bajo el mando de Manuel “Wito” Acevedo a la misma instalación en la cual, a finales de 2017 y con Ramón “Monchito” Hernández como dirigente, consiguió el cupo para el Campeonato Mundial de la FIVB que el venidero septiembre tendrá sedes compartidas en Bulgaria e Italia.

“Todos nos dan como favoritos para pelear con los cubanos por el único boleto, pero antes de jugar con ellos debemos vencer primero a los otros rivales, que de seguro no nos van a regalar nada”, expresó Acevedo, quien confía en que sus muchachos pueden hacer el trabajo. 

“Traemos una combinación de jóvenes y veteranos, estos con la función de trasladar su experiencia competitiva a los más noveles, pero siempre manteniendo a un grupo bueno de la Liga Superior con posibilidades de hacernos ganar el torneo”, aseguró.

Sobre el esperado choque con los anfitriones, Acevedo expresó que conoce la calidad del rival, pues ha visto el buen desempeño de varios jugadores, con talento a pesar de su juventud. 

“Ellos cuentan con seis que intervinieron en ligas profesionales, pero nosotros también, con cuatro en diferentes países, y dos en la justa universitaria de Estados Unidos. Mi equipo viene motivado, va a dar lucha porque tiene unidad y cohesión, y esos elementos son a veces más importantes para lograr un objetivo”, sentenció.

El elenco boricua tuvo la oportunidad de ajustar sus piezas este lunes en la Sala 19 de Noviembre -instalación que acogerá los juegos-, y saltará a escena en el primer duelo del torneo frente a la representación de Trinidad y Tobago a partir de las 3:30 pm, hora local.

El resto de sus presentaciones serán el miércoles frente a Guatemala (6:30 pm), el jueves ante Costa Rica (3:30 pm) y el cerrarán en viernes con el esperado choque con Cuba (6:30 pm).

De la parte cubana también existen expectativas y cautela, como denotan las palabras del entrenador Nicolás Vives previo a la jornada de apertura. Para el ex pasador de las selecciones nacionales de la isla, el equipo boricua va a ser un rival complicado. 

“A pesar de haber tenido algunas renovaciones, Puerto Rico sabe jugar, conocemos a algunos jugadores, pero vamos por la victoria, es lo vital. Mi equipo no se va a confiar, mis alumnos han madurado mucho, y pienso que no sucederá lo del año pasado aquí”,  dijo en referencia a lo difícil que les resultó asegurar el boleto mundialista.

En ese torneo clasificatorio, los equipos de Cuba y Puerto Rico se enfrentaron en el último día con similar balance de 2-1, al igual que México. Entonces el triunfo correspondió a los locales en cuatro mangas, aunque desde el segundo parcial ya estaba definido que  –según las reglas sistema de desempate- los boricuas eran los ganadores del torneo y dueños de uno de los tickets disponibles.

Para cumplir el objetivo, Acevedo contará con los servicios de los acomodadores Arturo Iglesias y Gabriel Rosado; los bloqueadores centrales Ramón Burgos, Pedro Nieves y Jessie Colón; los atacantes externos Pablo Guzmán, Eddie Rivera y Josué Rivera; los opuestos Pelegrín Vargas y Jonathan Rodríguez, y el líbero Arnel Cabrera.


💬Ver 0 comentarios