(horizontal-x3)
(GFR Media)

Una carta enviada ayer a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMPAS), por el productor y director puertorriqueño Juan Esteban Suárez (y firmada por Jacobo Morales, Marcos Zurinaga y 15 artistas, productores y cineastas) le pidió que reconsidere y permita que Puerto Rico compita en la categoría de Película de Lengua Extranjera por los Óscar.

“Yo tomé la iniciativa de escribir la carta y la firmaron los que estuvieron de acuerdo, pero sabemos que tenemos el respaldo de muchos otros cineastas. La razón principal es que pedimos que nos reconozcan como nación. Esto es una conversación que llevamos teniendo por muchos años y quien mejor lo articuló en una ocasión fue Jacobo Morales, cuando expresó que ellos no entienden que somos una nación y que debemos estar participando”, explicó Suárez en entrevista telefónica con El Nuevo Día.

El portal Latino Rebel publicó hoy la carta escrita por los cineastas, acompañada de un artículo donde analizan el estado colonial de la isla y las oportunidades que ha perdido debido a que AMPAS ha descalificado las películas presentadas para competir como Mejor Película Extranjera. 

“Esperamos que esta vez nos respondan. Ha habido muchos cambios dentro de la Academia que han sido significativos”, indicó Suárez, tras mencionar el hashtag #OscarsSoWhite, utilizado para protestar por la escasa representación de personas de raza negra y de minoría en las nominaciones anuales.

“Es una forma de decirles que casi todos los premios van hacia las personas blancas. El año pasado se vio un cambio bastante significativo en la premiación. Así que creo que estamos en un buen momento porque hay nuevos integrantes en la Academia, al igual que una nueva directiva y entendemos que van a ser sensitivos y más abiertos a escuchar nuestra posición”, agregó el cineasta.

Según Suárez, la carta fue específica en términos de la situación colonial de Puerto Rico. “Pero esa es la parte que ellos no entienden, que una colonia es una nación que está bajo el dominio de otra nación más poderosa, pero no deja de ser una nación”, agregó, al tiempo que destacó que si siguen los mismos reglamentos “nosotros cualificamos”.

En una parte de la misiva, los firmantes expresan: “Desafortunadamente, hemos sido castigados y discriminados por ser un territorio. Ser un territorio significa pertenecer a alguien. Puerto Rico pertenece a Estados Unidos de América por la fuerza. Los puertorriqueños no estaban en la mesa de negociaciones en 1898 cuando España acordó ‘transferir’ (por dinero) la isla a USA, lo que hace que el Tratado de París sea ilegal y la presencia de Estados Unidos en Puerto Rico también ilegal…”.


💬Ver 0 comentarios