El filme cambió de directores por conflictos con los guionistas y los custodios del tono de los filmes “Star Wars”, tras la salida de George Lucas. Arriba, Ron Howard director que concluyó la cinta. (Suministrada) (horizontal-x3)
El filme cambió de directores por conflictos con los guionistas y los custodios del tono de los filmes “Star Wars”, tras la salida de George Lucas. Arriba, Ron Howard director que concluyó la cinta. (Suministrada)

Cannes, Francia - Cuando J.J. Abrams debutó en “Star Wars”, Lawrence Kasdan, el guionista de “The Empire Strikes Back” y “The Return of the Jedi” le dio un consejo: “Star Wars” no es importante.

“Lo que importa es la sensación que provoque en la gente”, dijo Kasdan. “Y son muy fieles a ella. Son fieles a un cierto tipo de película”.

La pregunta de qué constituye una película de “Star Wars”, qué sensación debería causar y cómo debería sonar, estaba en el meollo de la batalla sobre la cinta de Han Solo, “Solo: A Star Wars Story”, y la disputa llevó a que los directores Chris Miller y Phil Lord fueran reemplazados a mitad de la producción por Ron Howard. Aunque el ritmo y el estilo de improvisación de la dirección de Lord y Miller eran parte del conflicto, el asunto principal era el tono.

Lord y Miller, el dúo de cineastas irreverentes de comedias con chistes autorreferenciales como “21 Jump Street” y “The Lego Movie” querían llevar a “Solo” a los terrenos de “Guardians of the Galaxy”, pero Kasdan, su coguionista, no.

“En mi mundo puedes divertirte con el tono, pero nunca reírte del tono”, dijo Kasdan en una entrevista junto a su hijo y coguionista John Kasdan, en el estreno de “Solo” en el Festival de Cine de Cannes.

La dificultad de encontrar el equilibrio entre recapturar el espíritu de la trilogía original de Lucas y permitir que una nueva generación de cineastas ponga su sello en “Star Wars” podría ser el problema creativo más complicado que enfrenta la presidenta de Lucasfilm, Kathleen Kennedy. Debajo de los millones de dólares en taquilla y mercancía hay señales de una crisis existencial creciente a medida que se aparta más y más de la visión original de George Lucas.

En “Rogue One: a Star Wars Story”, Gareth Edwards fue reemplazado por Tony Gilroy. Colin Trevorrow (“Jurassic World”) iba a dirigir el Episodio IX en 2019 antes de que el director de “Force Awakens” J.J. Abrams fuera convocado nuevamente. E incluso “The Last Jedi” de Rian Johnson que según algunos críticos fue la que tuvo más éxito para refrescar “Star Wars” con una sensibilidad cinematográfica diferente, creó opiniones encontradas entre los fans.

Gran parte de la conversación en torno al estreno de “Solo” ha sido estimar hasta qué punto es una película de Lord y Miller y hasta qué punto de Howard. Pero el mayor porcentaje pertenece a Kasdan, quien estableció la premisa de la película hace años, y cuando el tono cómico empezó a cambiar, creyó que tenía cierto derecho sobre la película.

“Algo de eso es cierto, sin duda. Me emocioné porque quería que sonara de cierta manera. Todo se trata de sonido, tono y voz”, dijo Kasdan. “Estábamos muy emocionados de tener a Phil y Chris en la película. Fue una película muy difícil y filmaron gran parte de ella. Y fue una lucha mantener esa voz y escuchar ese tono”.

Cuando George Lucas dejó de tener un papel activo en la saga de ciencia ficción que creó, esto dejó a Kasdan como el tejido principal, y el más respetado, que conectaba el pasado y el presente de “Star Wars”. Kasdan de 69 años, quien también coescribió “The Force Awakens”, ha emergido como una especie de guardián del alma de “Star Wars”.

Lord y Miller, tienen créditos como productores ejecutivos de “Solo”.

Según estimados, en el fin de semana de estreno podría recaudar $170 millones, lo que sugiere que los fans siguen emocionados por la película protagonizada por Alden Ehrenreich en el papel emblemático que fuera de Harrison Ford y Donald Glover en el papel de Lando Calrissian.

Ron Howard ayudó a estabilizar “Solo”.

Es otro de los que comparten algo de la continuidad con Lucas, tras haber trabajado con él en “American Graffiti” de 1973 y “Willow” de 1988. (AP)


💬Ver 0 comentarios