(horizontal-x3)
La carrera de Harvey Weinstein se vio sacudida por una serie de acusaciones por acoso sexual a lo largo de décadas. (EFE)

Harvey Weinstein, uno de los productores más conocidos y poderosos de Hollywood, se ha visto obligado a abandonar la compañía de cine independiente que fundó y lo catapultó a la gloria del Óscar debido a un escándalo por los acosos sexuales que supuestamente llevó a cabo durante décadas.

“Debido a la nueva información sobre la mala conducta de Harvey Weinstein surgida en los últimos días, los directores de The Weinstein Company -Robert Weinstein, Lance Maerov, Richard Koenigsberg y Tarak Ben Ammar-han determinado e informado a Harvey Weinstein, que su empleo ha terminado en The Weinstein Company con efecto inmediato”, dijo el consejo de administración en un comunicado. 

La carrera de Weinstein se ha visto sacudida por un devastador informe del diario The New York Times, que documenta que durante décadas el productor alcanzó numerosos acuerdos extrajudiciales para poner fin a denuncias de acoso sexual, entabladas por antiguas empleadas y asociadas suyas.

Entre ellas figuran acusaciones de abusos sexuales de la actriz Ashley Judd, conocida por la película "Frida" o la saga "Divergente".

Décadas de abusos

Las acusaciones se remontan a la década de 1990, los días en que Weinstein estaba al frente de la productora Miramax, un estudio de cine independiente que era propiedad del gigante cinematográfico Walt Disney Co.

El pasado 5 de octubre, The New York Times destapó el escándalo, basado en "docenas" de testimonios de antiguos y actuales empleados de la empresa, que no dudaron en dar detalles sobre el comportamiento de Weinstein.

Según el rotativo neoyorquino, Weinstein llegó a acuerdos extrajudiciales con al menos en ocho mujeres para resolver acusaciones de acoso sexual, incluido uno con la actriz Rose McGowan, que ha aparecido en películas como "Conan el bárbaro" o "Machete".

En un comunicado remitido al periódico, el productor admitió que su comportamiento pasado con sus compañeras de trabajo causó "mucho daño", por lo que pidió "perdón sinceramente" y "una segunda oportunidad".

"Aunque estoy tratando de mejorar, sé que tengo mucho camino por delante", reconoció también en ese comunicado Weinstein, que aseguró que lleva tratando de corregir su forma de actuar desde hace diez años mediante terapia.

Weinstein ha dejado su estampa en el cine gracias a películas como "Sexo, mentiras y cintas de vídeo," "Pulp Fiction" y "El indomable Will Hunting", entre otras. 

Meryl Streep habló sobre las acusaciones

La actriz Meryl Streep, quien trabajó en varias ocasiones con el impetuoso productor cinematográfico Harvey Weinstein, publicó su postura ante las acusaciones dadas a conocer contra él.

“Las desagradables noticias sobre Harvey Weinstein han horrorizado a aquellos cuyo trabajo defendió, ya aquellos cuyas buenas y dignas causas apoyó”, explicaba Streep en un comunicado hoy. “Las valientes mujeres que levantaron sus voces para exponer este abuso son nuestras heroínas”, añadió.

“Una cosa se debe aclarar. No todo el mundo lo sabía. Harvey apoyó el trabajo con ferocidad, fue exasperante, pero respetuoso conmigo en nuestra relación profesional, y con muchos otros con los que trabajó”. 

“Yo no sabía nada de estos delitos: yo no sabía nada de sus acuerdos financieros con actrices y colegas; no sabía que tenía reuniones en su habitación de hotel, en su cuarto de baño u otros actos inapropiados y coercitivos. Y si todo el mundo sabía, no creo que todos los periodistas de investigación y los duros medios de comunicación habrían tardado décadas en escribir sobre ello”, explicó.

“El comportamiento es inexcusable, también el abuso del poder familiar. Cada voz valiente que se levanta, es escuchada y validada por nuestros medios de vigilancia cambiará el juego”, apuntó la actriz que ganó el Oscar en 2012.


💬Ver 0 comentarios