(semisquare-x3)
Jason Momoa, protagonista de Aquaman. (AP)

Nueva York - “Llevo nadando por mucho tiempo. Ha sido genuinamente un maratón”.

Así describió el director James Wan la experiencia de haber estado casi tres años laborando para que su versión de “Aquaman” pudiera llegar a los cines.

 “Durante todo este tiempo he estado sumergido por completo en el proceso de hacer esta película. Ha sido una gran porción de mi vida desde el momento en que tuvimos el primer destello de la idea, luego desarrollar la historia con los guionistas, para luego diseñar todos los detalles del mundo del filme con un equipo de producción increíble, sin hablar de la filmación y luego del largo proceso de calibrar los efectos especiales para poder terminarlo. Todo eso se tardó bastante. Pero aquí estamos y no puedo esperar que el público la vea”, aseguró el cineasta entre sonrisas.

Alguien que espera junto al público para ver la primera película protagonizada por “Aquaman” es el actor que lo interpreta.

A pesar de haber asistido a la premier de la película en Londres e iniciar las ruedas de prensa para promocionar el filme, Jason Momoa nos aseguró que “hasta el momento yo lo único que he visto es el tráiler y tengo que esperar por lo menos dos semanas más para verla. Se lo prometí a mis hijos.

La primera vez que la vea tiene que ser con ellos. Mi familia ha sido parte de esta aventura y va a ser hermoso poder cerrar el proceso con ellos viendo lo que hicimos en una pantalla grande”.

Durante su conversación con El Nuevo Día para promover el estreno de “Aquaman”, que llega a los cines de Puerto Rico el próximo 13 de diciembre, Momoa indica que esa jornada para él ha sido mucho mas larga que la de su director.

El actor fue seleccionado para el papel en el 2014 “y desde entonces todo lo que ha pasado con él ha sido un brinco de fe para preservar la promesa de llegar a tener a ‘Aquaman’ como el protagonista de su propio filme”, aseguró Momoa.

“Para mí todo comenzó en el momento en que Zack Snyder se arriesgó a hacer algo diferente con el papel y escogerme. Creo que por eso el personaje no pudo llegar al cine de la forma tradicional. Yo no soy blanco ni rubio. Así que al principio la reacción de la comunidad que sigue a este personaje en los cómics no fue de brazos abiertos. Pienso que el ir gradualmente apropiándome del rol fue la forma correcta de llegar aquí. Porque para Zack (Snyder), la narrativa de ‘Aquaman’ en ‘Justice League’ era simplemente como un fin de semana en la vida de este personaje. En esta película tenemos otra perspectiva de él y podemos conocer su mundo”.

La posibilidad de ser el director que construye el mundo de “Aquaman” fue el gancho principal para que James Wan, cineasta que inició su carrera con ofertas de horror (“Saw”, “Insidious”, “The Conjuring”) y que probó que podía estar a cargo de un Blockbuster con “Fast and Furious 7”, decidiera dirigir el filme.

“De muchas formas, esta película es un sueño hecho realidad para mí”, explicó Wan durante la rueda de prensa internacional del filme en Nueva York.

Como director siempre había soñado con ser el arquitecto de un mundo cinematográfico. Tener la oportunidad de ser el que define todo. El estilo visual, el vestuario, las criaturas, las armas. La realidad es que no pude resistir. Pero para mí fue bien importante que ese deseo no fuera un capricho mío como cineasta. Y acepté el proyecto cuando me di cuenta que sí podíamos literalmente construir un mundo nuevo con esta historia, con el material original que viene de los cómics. Las ideas más alocadas y arriesgadas que tiene esta película vienen de los cómics. Tenerlos como punto de referencia fue mi herramienta principal para crear el mundo de Aquaman que ahora va a estar en la pantalla grande”.

A pesar de no haber sido el que escogió al actor que interpretaría a Aquaman, James Wan asegura no haber tenido ningún tipo de preocupación o reserva una vez tuvo la oportunidad de conocer a Momoa.

“Jason es una persona que tiene un encanto particular que le permite caerle bien a todo el mundo. Eso es una gran cualidad para tener en la vida real, pero algo que utilizamos para esta película. El poder crear el espacio para que su personalidad le diera forma a este filme me ayudó mucho como director y me garantizó que pudiéramos tener un Aquaman memorable. Así que tener a Jason en el papel fue algo que impactó directamente cómo se escribió nuestra versión del personaje. Aún más importante que eso, es que Jason sabe lo que es estar conectados a dos mundos. Sus raíces están en Hawái, pero él creció en el medio de Estados Unidos. Esa experiencia nos dio algo de qué hablar porque yo soy de Malasia pero me crié en Australia. El choque del lugar que te da tu cultura y el lugar donde vive nos dio mucho de qué hablar”.

Además de tener esa experiencia en común, Momoa quedó extremadamente impresionado con saber exactamente la película que estaba protagonizando antes de iniciar la filmación.

“Todo estaba conceptualizado y preparado, lo cual nos permitió al elenco saber el tipo de película que estábamos haciendo y tratar de igualar la ambición de su visión. Esta película es el bebé de James Wan y lo que ha logrado es algo increíble”, concluyó el actor. Wan, por su parte, insiste que “considerando el género en que estoy trabajando y la escala de la producción, me siento bien afortunado de haber tenido la libertad que tuve para realizar mi visión.. No tuve que sacrificar nada y pude arriesgarlo todo para lograrlo. Estoy bien agradecido de haber tenido esa oportunidad”.


💬Ver 0 comentarios