La actriz durante una escena de la película.  (EL UNIVERSAL/ GDA / Carlos Mejía) (horizontal-x3)
La actriz durante una escena de la película. (EL UNIVERSAL/ GDA / Carlos Mejía)

La actriz Kate del Castillo salió al balcón, miró al horizonte donde se encuentra la Catedral Metropolitana y, después de siete horas de trabajo, se alejó del lugar sin decir palabras.

La actriz regresó así a rodar este jueves en las calles de la Ciudad de México, a tres años de la polémica provocada por el encuentro que tuvo con Joaquín “el Chapo” Guzmán. Y lo hizo en grande, pues la secuencias hecha en un edificio aledaño al Templo Mayor, formará parte de la cinta “Bad Boys for Life”, en donde será la villana y hará la vida de cuadritos a Will Smith y Martin Lawrence.

Desde temprano, reflectores, cámaras y grúas con luces tomaron por sorpresa a quienes en Jueves Santo paseaban por el centro capitalino. En el techo del complejo se podía observar una Virgen María rodeada de muchas velas, a manera de altar. Varios de los testigos habían ido a la misa de la Catedral y decidieron quedarse a ver lo que ocurría. Mientras Kate filmaba bajo las órdenes del realizador Edil El Arbi, quien repartió autógrafos a fans que lo reconocían, el otro protagonista del filme, Will Smith, presumía en redes sociales las escenas que rodó en un edificio cercano a Chapultepec.

"Sabemos que es agradable, así que también estamos viendo si llega a aparecerse por aquí", dijo Sonia, una joven que ahí se encontraba. Eric del Castillo, padre de Kate, acudió a visitarla al set. Pocos lo reconocieron a su llegada. Elementos de producción estadounidenses estaban sorprendidos por la reacción de las personas, que esperaban ver algo de las filmaciones. A las 4:20 p.m. Castillo  abandonó el lugar a bordo de un auto que se subió al área peatonal para acercarse al edificio. A las decenas de admiradores que esperaban una foto con la actriz de "Ingobernable", no se les dejó acercar.

"¡Estuve tres horas aquí por nada!", exclamó una voz femenina.

"Bad Boys for Life", que estrenará en febrero de 2020, rodó el miércoles secuencias en una hacienda de Yautepec, Morelos, y en calles de Naucalpan, en el Estado de México. En ella se verá a Marcus Burnett (Lawrence) como inspector de policía y a Mike Lowery (Smith) en una crisis de la mediana edad.


💬Ver 0 comentarios