La abogada Lisa Bloom fuera de la corte de  Los Angeles. (AP) (vertical-x1)
La abogada Lisa Bloom fuera de la corte de Los Angeles. (AP)

Lisa Bloom, la abogada del productor Harvey Weinstein, acusado por el diario The New York Times de haber protagonizado numerosos casos de acoso sexual durante décadas , reconoció que su cliente había actuado de manera "estúpida".

En una entrevista con The Associated Press, Bloom defendió a Weinstein diciendo que muchas de las denuncias fueron exageradas. Sin embargo, reconoció que su cliente había sido "estúpido".

Esta abogada de celebridades ha construido una carrera representando a víctimas de acoso sexual y agresión. Ahora dice que está intentando "hacer una diferencia desde el otro lado" defendiendo al poderoso Harvey Weinstein.

"Él quería ser respetuoso con las mujeres y él todavía quiere ser respetuoso con ellas. Me ha pedido que le ayude a guiarlo en esa dirección, a explicarle las leyes del acoso sexual y por qué esto es tan importante", dijo Bloom.

"Me sorprendió mucho que él (Weinstein) dijera cosas que no debería haber dicho. No puedes regresar y cambiar lo que pasó en el pasado, pero puedes ir adelante y reconocerlo, pedir perdón, cambiar su comportamiento ", dijo Bloom.

Para esta abogada es el momento, estando del lado del acusado, de hacer una diferencia.

"Tienes que entender que yo estoy aquí como su consejera. No le estoy defendiendo porque no existe ningún caso de acoso sexual. Estoy trabajando con un tipo que se ha comportado mal durante estos años, que está realmente arrepentido y que admite haber causado mucho daño", manifestó a la agencia AP.

"Y pensé que tenía la oportunidad de hacer una diferencia aquí en el otro lado. Vamos a ver si he hecho eso", añadió.

Bloom ha representado a mujeres en casos de acoso sexual de alto perfil, incluyendo presuntas víctimas de Bill O'Reilly, ex presentador de Fox News, y la modelo Janice Dickinson en su caso contra Bill Cosby. Ella dijo que conoció a Weinstein hace un año, después de que su compañía decidiera desarrollar el libro de Bloom "Suspicion Nation". Dijo que lo confrontó entonces con rumores de hostigamiento de una manera "franca y contundente".

La decisión de Bloom de ser un defensor público de Weinstein ha sorprendido a algunos. Incluso su madre, la famosa abogada Gloria Allred, dijo que no se habría enfrentado a Weinstein. Pero en una entrevista más tarde con The Associated Press, Allred dijo que su declaración no era una crítica de su hija.

"Ella tiene el derecho de representar a alguien que en su opinión profesional debe representar. No tengo ningún problema con eso en absoluto", dijo.

Décadas de acusaciones

Las acusaciones sobre el productor van desde sus días de gloria al frente de Miramax, en la década de 1990, hasta otras más recientes, efectuadas en 2015.

El diario relató cómo, hace 20 años, Weinstein invitó a la intérprete Ashley Judd al hotel Peninsula, en Beverly Hills (California), a lo que la actriz pensaba que sería una reunión de negocios.

A Judd la dirigieron a la habitación de Weinstein, donde el productor, vestido solo con una bata, le preguntó si quería un masaje en el cuello o si prefería verle mientras se duchaba.

En 2014, Weinstein invitó a Emily Nestor, una exempleada de su compañía, The Weinstein Company, al mismo hotel que a Judd. Allí le dijo que si llevaba a cabo ciertos favores sexuales, avanzaría en su carrera.

Un año después, de nuevo en el Peninsula, una asistenta de Weinstein recibió la orden de dar un masaje al productor mientras se encontraba completamente desnudo, lo cual dejó a la mujer "llorando y desconsolada".

"Hay un ambiente tóxico para las mujeres en esta compañía", afirmó Lauren O'Connor, compañera de esa mujer en la empresa.

Weinstein, que habría llegado a acuerdos económicos con al menos ocho mujeres relacionadas con estas situaciones, incluida la actriz Rose McGowan, ha dejado su estampa en el cine gracias a películas como "Pulp Fiction", "Good Will Hunting", "Shakespeare in Love", "The English Patient" y "Chicago", entre otras.


💬Ver 0 comentarios