Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Capó dio vida a dos personajes a la vez: los gemelos Frank y Manolo. (Juan Luis Martínez Pérez)

Pedro Capó culminó anoche la filmación del nuevo filme puertorriqueño “Sol de medianoche”, basado en la novela homónima de Edgardo Rodríguez Juliá, y lo hizo logrando superar uno de los mayores retos de su carrera actoral pues dio vida a dos personajes a la vez: los gemelos Frank y Manolo.

Según explicó ayer en entrevista exclusiva con Flash! minutos antes de iniciar el rodaje en Isla de Cabras,  Toa Baja, los papeles requirieron mucha investigación de su parte, aunque le ayudó el conocer de cerca a varios gemelos importantes en su vida con quienes ha aprendido a apreciar las similitudes y diferencias entre personas aparentemente idénticas.

“Tengo muchos gemelos idénticos en mi vida personal. Mi esposa es gemela idéntica, una de las personas que trabaja conmigo todos los días es gemelo idéntico, así que he tenido la dicha de ver de primera mano que siempre hay un gemelo dominante, que hay una diferencia de uno que es más introvertido, otro más extrovertido, pero también hay que tener cuidado de que no se le vaya la mano a uno buscando diferencias porque también hay unas similitudes y hay que tener una sutileza con eso”,  apuntó Capó.

“El reto ha sido encontrar esas diferencias –en Manolo, el más introvertido, y Frank, el ‘go-getter’- y defender a dos personas distintas, y que eso quede claro a través de la historia y para la audiencia”, reconoció. 

Capó, que en los últimos años ha ganado fama como cantante, comenzó su carrera actoral en el teatro musical neoyorquino, específicamente en el Apollo Theatre con la producción “The Sweet Spot”. Su primer filme fue “Shut Up And Do It”, de Bruno Irizarry, donde coprotagonizó junto a Paolo Andino, y luego  “Paraiso Travel”, dirigida por Simón Brand y en la que actuó junto a John Leguizamo. 

De vuelta al teatro musical, Capó participó el “Celia: The Life and Music of Celia Cruz”, producción sumamente exitosa en Off-Broadway y donde trabajó junto a Modesto Lacén, con quien se volvió a encontrar ahora.

“Esta es la segunda vez que tengo la oportunidad de trabajar con él. No es solo alguien a quien respeto y admiro mucho al compartir escena, sino que es mi amigo del alma y lo quiero mucho”, apuntó sobre el actor que interpretó a Pedro Knight en la serie “Celia”, que acaba de ser transmitida en Puerto Rico. En “Sol de medianoche” también actúa Willie Denton, que dio vida a Pedro Knight como adulto mayor.

Al comparar sus trabajos anteriores con “Sol de medianoche”, producción que combina acción, intriga, sexo y drama, Capó afirma que “esta ha requerido un poquito más de estudio, hacer mi investigación”. 

“Aquí hay que profundizar y encontrar esas emociones dentro de uno, esa conexión porque tienen que resonar en mí para yo poder defender (cada personaje) de una manera legítima y creíble”, comentó.

Reconoció que hubo escenas que requirieron de gran esfuerzo físico como “nadar mucho en la noche”, y “escenas de compromiso emocional, que hay que buscar en sitios personales para que funcionen”. 

“Eso siempre es un atrevimiento, el visitar cosas personales que conecten con emociones de tristeza y de melancolía”, describió.

“Manolo”, que es el personaje principal, se convierte en un investigador privado corrupto que termina implicado incluso en la muerte de su gemelo, aunque no puede recordar detalles de las circunstancias.

El director de la película, Douglas Sánchez, así como las productoras Rosana Roig y Nadia Barbarossa, coincidieron por separado en que Capó los impresionó con sus actuaciones pues logró diferenciar claramente e interpretar con igual maestría ambos personajes.

“Hace dos personajes, gemelos, así que es un ‘tour de force’ para el hombre y para su público, que yo creo que va a sorprender a mucha gente y va a ser súper interesante”, sostuvo Sánchez.

Destacó igualmente la calidad del resto del elenco, integrado, además, por Aris Mejía (Nadja), Xavier Torres (Carlos), Laura Alemán (Migdalia), Isaac Santiago (Robert), Cordelia González (Aleida, la madre), Dave Buchen (Richard) y Ana Isabelle (Aurora), entre otros que junto al equipo técnico y de producción emplea a más de 80 personas.  

“Sol de medianoche” se financia con una asignación competitiva de aproximadamente $500,000 otorgada por el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio de Puerto Rico,  suma considerada modesta si se tiene en cuenta la cantidad de talentos y de recursos empleados en la producción, que se rodó durante 20 días en varias localidades en Río Grande, Isla Verde, Punta Las Marías, San Juan e Isla de Cabras en Toa Baja, y que ahora sigue su proceso de postproducción.  

  Sus responsables aseguran que aun así presentarán una producción de cine de la más alta calidad que podría destacarse en festivales de cine internacional a los que esperan llevarla antes de su estreno comercial en 2017.


💬Ver 0 comentarios