Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)

Siempre escribió. Como dice la cantautora española Concha Buika, “la escritura viene del pensamiento”, pero no fue hasta ahora que decidió compartir sus reflexiones en su poemario “A los hombres que amaron a mujeres difíciles y acabaron por soltarse”, que anoche se estrenó en el Festival de la palabra  en el Viejo San Juan. 

El libro contiene 16 poemas, cuentos, una exposición de fotografías suyas. Está lleno de “secretos”, por eso el título sigue siendo un derecho reservado. 

“Hay una serie de estos (poemas) que me gusta mucho ‘Contenedores de secretos’ que lleva la fotografía del beso, el gran secreto”, dijo la artista mallorquina de padres africanos.

De su progenitor, quien murió este año pero no veía desde los 9 años, cuenta: “mi padre me engañó y eso me impidió el ejercicio de la comprensión durante mucho tiempo”. 

Y cuando el padre reapareció en la vida familiar ella  estaba lejos y no lo vio más. “Pero soy una estrella animal. No creo en los chantajes emocionales de las historias de la vida y siento que mi locura es selectiva. Elegí la locura que padezco, y si eso ha creado un trauma pues también lo desconozco”.

Confesó se siente muy poderosa y eso le permite flipar. “Ya no le tienes miedo al miedo, ni a los vacíos, ni a las equivocaciones, porque sientes que todo eso es el gran chiste de la vida”.

“Pero lo que más atesora es su hijo, Joel de 15 años, un chico muy musical que quieres estudiar producción musical.

La maternidad dijo es una ligación entre Dios y la mujer. “Mucho más ligada, que con todo respeto, a los testículos que se esconden debajo de los faldones de los representantes de la iglesia. Somos nosotras las que los parimos, las que los guiamos, porque tu hijo puede ser de este o del otro, pero siempre será tuyo igual que el Divino con sus hijos. Eso de apartar a la mujer del clero no me parece. La mujer debería ser la representante de Dios, (así) la iglesia sería mucho más creíble y productiva”.


💬Ver 0 comentarios