Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

“Hay una impresión incorrecta de que uno es  escritor cuando  publica. Y  las cosas no son así. Lo que  define a un escritor es su actividad y  cómo desarrolla su trabajo”. Cuando se trata de descartar vicios,  el escritor dominicano Rey Emmanuel Andújar es enfático en sus declaraciones. Conoce sobre esa y muchas otras ideas falsas que en ocasiones pueden  inundar las mentes de aquellos que se interesan por la literatura. 

Desmentirlas será una de sus tareas  durante el transcurso del campamento literario “Ciudades de Palabras”,  que ofrecerá a partir del 30 de este mes, junto al poeta puertorriqueño Guillermo Rebollo  Gil. Los encuentros se llevarán a cabo  en la sede  de la editorial Terranova Editores, localizada en el Cuartel de Ballajá en el Viejo San Juan.

Con este  campamento veraniego, ambos escritores  marcarán la primera ocasión en que dirigen un taller literario. 

“Eso no quiere decir que sea malo”, asegura entre risas Rebollo Gil, autor del poemario “La carencia”. “He sido profesor de literatura y sociología en los últimos seis años. Creo que esas experiencias y las dinámicas que he tenido en el salón de clases, de  cierta manera me  sirven de trasfondo”.

Andújar también está  preparado para impartir sus sesiones aunque, confiesa,  que cuando se trata de talleres de literatura “siempre me he mostrado reacio”.

“Muchas veces se  pueden vender  (los talleres) a las personas como el lugar donde encontrarán la  fórmula para  escribir. Y para mí son un espacio de búsqueda.  Prefiero que las personas  salgan del taller con preguntas bien estructuradas, y  no con una supuesta fórmula de cómo es que se escribe. Eso no existe.  Hay gente que puede tener la técnica para escribir,  pero no el talento o viceversa. Pero lo que se busca aquí es que los participantes  afinen sus  intereses críticos,  para que  a partir de ellos  puedan  comparar o elaborar nuevos conceptos de lo que quieren ser como artistas”, comenta Andújar, escritor de los textos  “Candela” y “Amoricidio”.

“Es una ocasión para exponerse al texto y  a la vocación de escribir  y afectarse por la literatura.  Además, es para dejarse conmover  por ella, y tratar de responder y establecer unos diálogos con ciertos escritores y  ciertas tradiciones”, añade Rebollo Gil.

Entre los temas que abordarán durante el campamento, compartirán herramientas y técnicas que les han funcionado  en el desarrollo de sus carreras literarias. Una de esas  herramientas que  nutrió la  obra de Andújar   fue entender que “es dueño y señor de sus personajes”. 

“Muchos de mis textos revelaban mis intereses, y me olvidada de que los personajes debían tener su propia  vida y fuerza. De igual forma, el cuento se sustenta por sí mismo mediante las decisiones que tomo como autor. Ver los textos desde ese  punto de vista no fue   un cambio drástico, sino  un cambio en el enfoque de mis relatos”, destaca.

Por su parte, Rebollo Gil cuenta  que inicialmentepartía de la idea de que debería seguir un patrón para  publicar y convertirse en “un escritor de carrera”. Sin embargo, con el paso de los años, entendió que el compromiso principal de un autor  tiene que ser con su  texto y, luego, con “el resto de las consideraciones”.

Perspectiva joven

El hecho de que la editorial los haya seleccionado para impartir los talleres, aun cuando no se consideran escritores del canon,   abre el camino para que las personas puedan conocer  otras miradas acerca de la  literatura. 

“El asunto literario y de los talleres está muy  ligado a la universidad y lo que es el canon,  cuando existen otras alternativas.  Se tiene la falsa pretensión de que, si no se ofrecen cerca de esa zona, no funcionan. Pero hay gente haciendo  otras cosas y otros lugares  también. Y algo interesante que tienen estos talleres es que no están limitados a escritores, sino a cualquier persona interesada en este campo creativo. Porque vamos a leer, a reflexionar, a cuestionar y también a escribir”, detalla Andújar.

“Creo que es importante el hecho de que somos  artistas jóvenes, porque veremos  además otras posibilidades de la literatura y lo que se puede hacer con ella. Y para mí eso es genial y una de las razones por las que decidí participar en  estos talleres”, agrega el poeta.

Los talleres de cuento, de Andújar, y los de poesía, de Rebollo Gil, se ofrecerán  los miércoles en turnos nocturnos y los sábados en horas de la mañana.

También habrá una  asesoría  editorial con el editor Elidio La Torre Lagares y un seminario sobre publicidad e inserción en los medios de comunicación con la publicista Ana Ivelisse Feliciano.

“Se van a divertir muchísimo”, finaliza Andújar.

HorariosTaller de cuento con Rey Emmanuel AndújarSábado 30 de mayo, de 9 a.m. a 12 m. Sábado 6 de junio, de 9 a.m. a 12 m. Miércoles 10 de junio, de 6 p.m. a 9 p.m. Miércoles 17 de junio, de 6 p.m. a 9 p.m. Miércoles 24 de junio, de 6 p.m. a 9 p.m.Taller de poesía con Guillermo Rebollo Gil Miércoles 3 de junio, de 6 p.m. a 9 p.m. Sábado 13 de junio, de 9 a.m. a 12 m. Sábado 20 de junio, de 9 a.m. a 12 m. Sábado 27 de junio, de 9 a.m. a 12 m.


💬Ver 0 comentarios