El trabajo de Delano incluyó postales de Navidad como esta, creada en 1963. (Suministrada)

Irene Delano es una figura indispensable en el universo de las artes gráficas en Puerto Rico, cuyo trabajo quedó desplegado en carteles, folletos, libros y postales que hoy recuerdan momentos importantes en la historia puertorriqueña.

La Casa del Libro, institución con la cual la artista tuvo una estrecha relación, reconoce su legado con una exposición para celebrar los 100 años de su natalicio (19 de mayo de 1919).

“Irene Delano, en su centenario”, abre al público hoy a las 7:00 p.m., e incluye una muestra de la extensa obra realizada por la artista estadounidense, quien llegó a establecerse en Puerto Rico en 1947. Anteriormente, había visitado la isla junto a su esposo, el también reconocido fotógrafo y director Jack Delano, para realizar un trabajo comisionado por la Work Progress Administration.

Tan pronto convirtió a la isla en su residencia, Delano comenzó a trabajar en el primer taller de artes gráficas de la Comisión de Parques y Recreos Públicos. Dos años más tarde, este taller pasó a ser parte de la recordada División de Educación de la comunidad (Divedco). La artista tuvo a su cargo la fundación y dirección de esta oficina, cuya responsabilidad fue producir todo el material visual que complementó las iniciativas para instruir a la población acerca diferentes temas. Como parte de esta labor, creó los "Libros para el pueblo".

"Irene fue, sobre todo, una diseñadora de libros. Como consecuencia de eso, en su trabajo que hace mayormente en Puerto Rico, porque casi toda su vida la hizo aquí, está muy ligado a la historia y la literatura, sobre todo al proceso intelectual puertorriqueño. De ahí que haya colaborado con escritores tan importantes como Tomás Blanco, con quien hizo tres trabajos", explicó Nelson Rivera, curador de la exhibición.

De la obra de Delano, destacó también su sensibilidad a las necesidades culturales e intelectuales de Puerto Rico.   

"Además, me parece importante que fue una mujer y una artista de avanzada que en los años 50 no tiene ijos y monta un taller de diseño gráfico independiente, algo poco usual para una mujer en aquella época. Fue un taller que mantuvo hasta el 1982, año de su muerte, a los 63 años", indicó Rivera. 

Además de artista, Delano fue educadora, pianista, comunicadora visual, ilustradora, pintora, diseñadora de vestuario y de escenografía teatral.

"En resumen, fue una humanista comprometida con nuestra cultura, la cual enalteció por medio de todos sus trabajos. Con su estilo único logró plasmar nuestras tradiciones con visuales felices, de gran colorido y belleza que continúan admirándonos y conmoviéndonos", detalló la Casa del libro en un comunicado.

La obra de Delano es custodiada por esta institución, junto a la Fundación Luis Muñoz Marín, el Museo de historia, antropología y arte de la Universidad de Puerto Rico y coleccionistas privados. 

Para información adicional sobre esta u otras actividades de La Casa del libro, comunícate al 787- 723 0354, escribe a [email protected] También puedes visitar su página de Facebook: Museo Biblioteca La Casa del libro. La Casa del libro ubica en la calle del Cristo 257.


💬Ver 0 comentarios