Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Juan Alejo y Arizmendi estaba en el momento y en el lugar adecuado. Para la ficción. Lo cuenta Luis Saldaña, autor de la novela “Silencio en el convento”, en cuyas páginas la importante figura religiosa de la historia boricua oculta un gran secreto. Al obispo católico le pesa la conciencia. En la ficción.


💬Ver 0 comentarios