La artista anticipó que continuará afinando esta propuesta en un futuro cercano. (Suministrada) (semisquare-x3)
La artista anticipó que continuará afinando esta propuesta en un futuro cercano. (Suministrada)

La invitación de la Universidad de North Carolina para que presentara su trabajo motivó a la artista Norma Vila Rivero a crear una nueva exhibición partiendo de las preocupaciones sociales que distinguen su expresión artística.

En este caso, la muestra “Una metáfora contra el olvido”, se originó de las memorias de paisajes que ya no existen o todavía existen, pero deteriorados por distintas razones, entre ellas, la negligencia y la falta de planificación.

Vilá sacó algunas estampas de sus memorias, pero también recurrió a amistades y familiares que le contaron la espinita que guardan en el pecho por esos lugares especiales que sólo viven en sus recuerdos.

 “Me preocupa hace años el desarrollo desmedido. No estoy en contra del crecimiento, pero sí cuando es desmedido. De eso surge el proyecto”, explicó la artista.

Vila trabajó un total de nueve espacios en la isla. Primero fabricó las esculturas en espuma de poliestireno. Luego, las marcó en las espaldas de sus modelos utilizando el efecto de luz y sombra creado por el poder de los rayos del sol y, finalmente, tomó fotografías de las personas frente a cada lugar.

Las espaldas humanas, además de servir de canvas, representan lo que se deja atrás; el pasado.

“El resultado es que la foto sirve como testimonio o registro del evento específico. Al hacer esto el objetivo es presentar una ausencia clara y manifiesta. La fotografía como medio es vital, ya que hace una ausencia visible y sirve de certificado de presencia”, comentó la también coordinadora de exposiciones y gestora cultural.

Entre las memorias aportadas por Vila a su cuerpo de trabajo se encuentra la de sus años como residente de Puerta de Tierra, donde hace unos años se construyó un paseo, tras una gran controversia pública que cuestionó el proyecto.

“Me marcó porque cuando yo vivía allí ya existía un paseo y no veía por qué invertir $50 millones en menos de una milla”, cuestionó la artista.

Un parque descuidado y vacío en la urbanización donde se crió en Caguas y una escultura deteriorada en la zona de Condado también están presentes en la muestra.

“En una metáfora contra el olvido, temas como la imposibilidad del paisaje natural, el excesivo desarrollo urbano, el abandono del patrimonio cultural, la negligencia en las comunidades y en los espacios públicos se superponen para contrastar los efectos causados por un liderazgo fallido y una deficiente gestión en la sociedad actual”, manifestó la artista.

La exhibición se presentó por primera vez en noviembre en la John & June Alcott Gallery en la Universidad de North Carolina en Chapel Hill. A partir de mañana, viernes, estará abierta en :Pública, en Santurce.

Para más información visita www.normavila.com o las redes sociales de :Publica.


💬Ver 0 comentarios