Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El artista californiano Thomas Kinkade, conocido por sus cuadros de paisajes con cabañas, jardines rurales e iglesias —bañados en luz matinal— murió el viernes, dijo su familia.

Kinkade, de 54 años, falleció al parecer de causas naturales en su casa en Los Gatos, en el área de la Bahía de San Francisco, señaló David Satterfield.

Los cuadros con el sentimiento plasmado de Kinkade eran muy preciados entre las clases de cultura media en Estados Unidos pero criticados por la corriente artística principal.

Sus obras por lo general describen escenas tranquilas, como casas rurales con vegetación exuberante y riachuelos próximos. Muchos cuadros contienen imágenes de pasajes bíblicos.

Se afirma que sus pinturas y productos incidentales captaban al año ventas por 100 millones de dólares y que adornaban unas 10 millones de casas en Estados Unidos.

Thomas Kinkade se ufanaba de ser el artista vivo más coleccionado del país.


💬Ver 0 comentarios