Tuvimos acceso al vestuario y a la escenografía del prestigioso musical. Acompañamos al actor Rick Negrón tras bambalinas en el Centro de Bellas Artes de San Juan.

Por las pasadas semanas, el musical “Hamilton” ha logrado maravillar a los cientos de puertorriqueños que han llegado al Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré para ser testigos de cómo este recinto recibe una de las obras más famosas de Broadway en los últimos tiempos.

Más allá del escenario que se mueve constantemente y de la impecable actuación del dramaturgo boricua Lin-Manuel Miranda, la magia se extiende detrás del escenario.

El Nuevo Día tuvo acceso a un recorrido dirigido por el actor puertorriqueño Rick Negrón, quien reveló algunos de los secretos que complementan la impresionante historia que se presenta en el escenario.

A continuación, 10 datos de lo que se vive detrás de las cortinas.

1. El piso del escenario cuenta con dos plataformas giratorias que se mueven a la par o en direcciones contrarias, de acuerdo a la escena. Ese “turn table”  en el suelo es operado por una computadora y Negrón cuenta que en ocasiones ha dejado de funcionar en medio de una puesta en escena, por lo que han tenido que recurrir a un plan b.

Cuando estaban haciendo Hamilton por primera vez se hacían improvisaciones en los momentos en los que el ‘turn table’  del suelo no funcionaba, pero con el tiempo esas improvisaciones se han convertido en un plan b que se ensaya”, comentó.

El actor muestra el piso al que hace referencia. (David Villafañe)

2. Los cambios de vestuario se realizan de manera rápida y con la ayuda de cerca de una docena de asistentes que facilitan la tarea. Estas personas se encargan de tener las prendas de vestir en óptimas condiciones y a la mano de los actores.

Casi todas las muchachas y algunos de los muchachos tenemos pelucas y hay dos personas arreglando pelo”, añadió Negrón.

3. Cada actor que sale al escenario tiene cerca un colega preparado para desempeñar su papel, aunque este último no salga a escena esa noche.

Que salen en escena tenemos como 26 (actores), pero también tenemos más, que salen en escenas que son los ‘swings’  o los ‘stand by’, que están siempre ahí al lado por si alguien se lesiona o se enferma. Ellos vienen calentados y listos para actuar porque uno nunca sabe”, explicó Negrón.

4. Los actores tienen que estar en el teatromedia hora antes de la función, aunque la mayoría se asegura de llegar al menos una hora antes para tener tiempo de prepararse mejor. Eso permite que ante algún incidente, pueda entrar el actor de reemplazo.

5. Mientras el musical se lleva a cabo en el escenario, tras bastidores “hay una coreografía brutal” porque entre los cambios de vestuario y de utilería, hay que coordinar los movimientos para no entorpecer la labor del equipo.

6. Cerca de una hora antes de que empiece el el musical se realiza una prueba de sonido donde se corrobora que cada uno de los micrófonos tanto de los actores como de la orquesta funciones adecuadamente. También se prueban luces antes de cada puesta en escena.

7. Antes de llegar a Puerto Rico, el elenco de Hamilton estuvo ensayando por dos semanas en la ciudad de Nueva York. No obstante, Negrón señaló que la práctica que se realiza en un salón común es muy distinta a la que se hace sobre el escenario que cuenta con las dos plataformas giratorias.

8. Las actrices que encarnan a las hermanas Eliza, Peggy y Angelica Schuyler cuentan con un área semiprivada con tres “racks” que dividen el vestuario de cada una y puede observarse cómo los personajes van cambiando de una vestimenta más sencilla al principio hasta piezas más elegantes y en textiles más finos al final de la obra.

9. En uno de los lados del escenario, fuera de la vista del público, se ubica el gerente de escena, quien guiándose por una cámara que captura la imagen de todo el escenario, es quien indica cuándo deben hacerse los cambios de luces y de escenografía.

10. Los actores y el personal que trabaja para que la obra sea posible se ha convertido en una familia. Negrón destacó que además del talento es un grupo en el que se destaca una gran calidad humana.

Negrón desde la perspectiva del público que ha presenciado el musical. (David Villafañe)

La persona que nos viste a Lin y a mí es la misma que nos vistió en ‘In the Heights’ hace 10 años. Él (Lin-Manuel) es así, él quiere tener alrededor a la gente en quien confía, que son trabajadores y así son todos. Chad, que está en en área de escenografía y yo somos como hermanos y nada más tenemos tres semanas de conocernos. Pero así es el núcleo que tiene Lin-Manuel”, enfatizó Negrón.


💬Ver 0 comentarios