Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Desde la izquierda, Deborah Arus, Emily y norma  Krasinski y Frances Girau. Al centro, Josy La Torre. (horizontal-x3)
Desde la izquierda, Deborah Arus, Emily y norma Krasinski y Frances Girau. Al centro, Josy La Torre. (Suministrada)

Y volvieron Las Caribelles, el cuarteto femenino de música pop que se convirtió en una novedad en la década de los 60 y 70.

El miércoles pasado, Las Caribelles, ahora con una nueva integrante, fueron las invitadas especiales en la bohemia “Por amor al arte…”, que con gran éxito realiza la cantante Josy Latorre, junto al maestro Ángel David Mattos al piano y el percusionista Iván Martínez, todos los miércoles, en Punto Fijo del Centro de Bellas Artes de Santurce.

La presentación con Las Caribelles fue un éxito. Se metieron 200 personas a ver el show y se quedaron afuera 100 más. Fue tanta la gente que llegó y que no pudo entrar, que allí mismo y por petición popular, se decidió abrir una segunda función”, indicó Latorre.

Según Latorre, el universo conspiró para que se diera ese regreso de Las Caribelles en su bohemia, del miércoles pasado. “Todas las semanas se le dedica a un tema de canciones o tengo un invitado especial. El 4 julio va a estar José Vega”, comentó.

La segunda función de “Por amor al arte…” con Las Caribelles se va a presentar este domingo, 1 de julio, a las 4:00 p.m., en Punto Fijo. Como siempre, la entrada va a ser libre de costo, pero para esta función se requiere hacer reservación en: [email protected].

Con nueva integrante

Emily Krasinski, una de las integrantes del cuarteto femenino, contó que Las Caribelles dejaron de cantar en 1979.

Dijo que la presentación que hicieron el miércoles 27 de junio, en la bohemia de Josy Latorre, fue pura casualidad.

“Yo estaba montando un show para una entidad privada, para octubre de 2017. Entre lo que iba a presentar, tenía un arreglo de una canción, para un cuarteto femenino, que no eran Las Caribelles. Había reclutado a mi hermana, Norma, y a una primera y cuarta voz, y estábamos ensayando. En eso vino el huracán María, y todo se cayó”, recordó.

Indicó Emily que, cuando pudo reanudar los ensayos en enero, las que iban a hacer la primera y la cuarta voz, ya no podían.

“Entré en pánico. Fue ahí que decidí llamar a Frances Girau, que cantaba la primera voz en Las Caribelles y aceptó. También llamé a Mary Lynne Pagán, la cuarta voz en el grupo, pero no estaba disponible”, sostuvo.

Entonces, Emily llamó a Deborah Arus, para que hiciera la cuarta voz. Ella es amiga del grupo, cantante en la Coral Filarmónica de San Juan y doctora en medicina.

“Ella siempre decía que quiso ser de Las Caribelles. Así que, cuando la invité, enseguida aceptó y empezamos a ensayar la canción para el show. Al escucharnos, me di cuenta que éramos Las Caribelles, con una nueva integrante”, manifestó.

El 15 de abril de este año, se dio el show privado, en donde el grupo cantó una sola canción. Ese día, durante el cóctel,pusieron el disco de Las Caribelles y ellas cantaron dos canciones. “Alguien lo grabó y lo subió a Facebook. Ahí nos empezaron a llamar para entrevistas y para que hiciéramos presentaciones. Eso nos sorprendió. No sabía que había tanto interés todavía por Las Caribelles”, aseguró Emily.

Dos días después del show privado, las llamó Josy Latorre para invitarlas a “Por amor al arte…”, en Punto Fijo.

“Le dije primero que no, pues no teníamos repertorio. Ella me dijo que lo pensara. Hablé con las otras y empezamos a montar repertorio, por si caso. Pasó un mes y llamé a Josy y le dije que sí íbamos a estar con ella el 27 de junio”.

Las Caribelles, con su nueva integrante, se presentaron el miércoles pasado en Punto Fijo y fue un gran éxito. “Estamos contentas por tanto cariño que hemos recibo. La gente lo disfrutó en cantidad, y los esperamos a todos este domingo”, concluyó Emily.

Cuatro voces con historia

A finales de la década de los 60 surgió una agrupación musical , formada por cuatro jóvenes estudiantes del Conservatorio de Música de Puerto Rico: Frances Girau, Mary Lynne Pagán,  y las hermanas Norma y Emily Krasinski. Ellas unieron sus voces y formaron: Las Caribelles.

En plena era de la Nueva Ola, Las Caribelles irrumpieron siguiendo el concepto vocal de los conjuntos femeninos de moda en Estados Unidos como The Supremes, Martha and The Vandellas,  The Marvelettes, The Velvelettes y The Shirelles.

Enseguida se convirtieron en toda una novedad. Sus bien acopladas voces, sus elegantes vestuarios y un repertorio versátil las convirtieron en el cuarteto femenino de música pop,  de Puerto Rico.

Grabando varios discos  y pegaron muchas canciones como  "La felicidad" de Palito Ortega,   "Crema batida", "Los tiempos de antes", "Un hombre y una mujer",  "El eco de tu voz", "Ding Dong", "Tú volverás" y "La llorona", en salsa.

En plena era de la Nueva Ola,  Las Caribelles participaron en  “El Show de Estrellas"; uno de los espacios juveniles más aplaudidos de la década y tuvieron su propio espacio en  “Lo mejor de la Semana” que cada domingo producía Paquito Cordero para Telemundo, entre otros programas televisivos.

Presentaron  temporadas en hoteles como el San Juan,  el Caribe Hilton y el  Cerromar de Dorado.

En 1979, finalmente, el grupo se despidió de su público, para cada una emprender nuevos rumbos.


💬Ver 0 comentarios