(horizontal-x3)
Personal del Museo de Arte de Puerto Rico removió de las salas algunas obras de arte para protegerlas en el depósito de la institución. (Suministrada)

Ante el paso del huracán Irma las principales instituciones culturales del país tomaron las medidas necesarias para asegurar y preservar nuestro patrimonio cultural.

El director del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP), Carlos Ruiz Cortés, dijo que comenzaron a prepararse desde el pasado jueves, por lo que ayer todos los edificios, galerías y el depósito de obras se encontraban protegidos.

“Nosotros tomamos las medidas desde hace una semana y hoy (ayer) estamos saliendo de la sede principal. Cada edificio tiene su particularidad, pero la mayoría de ellos fueron diseñados para resistir estos embates”, comentó.

Indicó que el lugar que levanta mayor preocupación es el Archivo General de Puerto Rico ya que requiere una climatización adecuada para mantener todos los documentos. Dijo, sin embargo, que se tomaron las debidas precauciones para que no sufra daños.

“Los servicios de climatización se van a trabajar inmediatamente pase el huracán para que se mantenga en buen estado”, señaló, toda vez que indicó que tanto el depósito de obras, como el Archivo General tienen su generador, que ayudará a mantener las obras y los documentos en caso de que falle el servicio eléctrico. Ruiz Cortés, en tanto, indicó que todas las actividades que estaban en calendario para celebrarse esta semana fueron canceladas hasta nuevo aviso.

Mientras tanto, el Museo de Arte de Puerto Rico (MAPR) había activado su plan de emergencia para proteger las obras, las salas y las instalaciones de la institución. Así lo informó la directora interina del museo, Marta Mabel Pérez. “Nosotros como institución tenemos un plan de emergencia de manera permanente que es el que nos rige. Tenemos un equipo identificado en el museo y nos hemos reunidos desde el viernes para tomar las medidas necesarias“, señaló.

Las salas, la colección y el depósito del MAPR fueron aseguras, según indicó. “Se movieron unas obras en particulares que identificamos y las otras se quedaron en sala porque dentro de cada sala y cada depósito contamos con un micro-clima para proteger nuestra colección de los cambios atmosféricos de humedad, sol o todo lo que corresponda a este fenómeno. Así que todo eso está listo y sellado en estos momentos”, aseguró. En cuanto a la estructura, manifestó que se protegió con tormenteras.

“Lo más importante es el equipo de trabajo, los gladiadores y gladiadoras del museo, que ellos estén seguros para que puedan proteger el patrimonio que alberga el MAPR”, enfatizó Pérez, quien adelantó que todas las actividades que estaban pautada en la institución quedan canceladas. Una vez pase el huracán enviarán un calendario con las nuevas fechas.

Otra institución que se preparó desde temprano fue el Museo de Arte Contemporáneo (MAC), que también había implementado su plan de emergencia. “Gracias a Dios que este espacio es casi como una fortaleza y el plan es el que siempre se implementa. Todas las obras de arte que están en los pasillos o en el exterior se removieron y se ubicaron en los almacenes y lo otro que hemos hecho es asegurar las ventanas y las puertas”, explicó Marianne Ramírez, directora ejecutiva del MAC.

La institución tenía programada una actividad en la comunidad de Capetillo en Río Piedras para este domingo, como parte del proyecto “El MAC en el Barrio”, la cual quedó cancelada. “Queremos ver primero como queda la comunidad y ver si les tenemos que ayudar en algo antes de reprogramar el proyecto”, indicó Ramírez. El MAC estará cerrado hasta nuevo aviso.

CENTRO DE BELLAS ARTES

En cuanto al Centro de Bellas Artes de San Juan (CBA), el gerente general, Yepet Pérez de Corcho, dijo que desde la semana pasada se reunió con los diferentes gerentes de los departamentos, así como con los productores que tenían eventos esta semana, para posponer fechas o cancelar eventos y reubicarlos más adelante.

Sobre el edificio del CBA indicó que se pusieron tormenteras a todas las ventanas y se protegió el vitral “Forma y Trópico”, del artista Luis Hernández Cruz, ubicado en el pasillo de la Sala René Marqués.

Señaló, además, que se apagaron los aires de las salas, las consolas de luces y sonido, y los teléfonos de la boletería para evitar cualquier situación eléctrica.

Sobre la Sala Sinfónica, la cual requiere una climatización específica debido a la acústica del lugar, dijo que se ajustó la temperatura y que los aires se apagarán hoy en la noche, mediante un sistema electrónico automático. “Se apagará tarde para que se mantenga lo más fresca posible evitando que colapse los sistemas de aire acondicionado porque cuando hay bajones de luz muchas veces tienen problema”, manifestó. Mientras tanto, la plazoleta Juan Morel Campos se recogió y se apagó la fuente de entrada.

Pérez de Corcho comunicó que ambos edificios, tanto la Sala Sinfónica, como el CBA cuentan con un generador. “El de la Sinfónica funciona para toda la sala porque es nuevo, pero para la estructura del CBA, al ser un generador más viejo se utilizará solo en caso de emergencia”, puntualizó.

Myraida Chaves, directora ejecutiva del Centro de Bellas Artes de Caguas, por su parte, informó que desde que inició la temporada de huracanes el personal de la institución verificó todas las áreas del edificio para asegurar de que estuvieran en óptimas condiciones.

“Hemos manejado un plan de trabajo con tiempo y hoy todas las puertas y ventanas están debidamente aseguradas con tormenteras”, dijo.

Manifestó que el CBA de Caguas cerrará operaciones hasta nuevo aviso. “Afortunadamente este fin de semana no teníamos nada, o sea, que en ese sentido no hubo que cancelar nada. Tenemos una actividad de graduación el domingo, pero todo depende de lo que pase”.

Chaves se mostró optimista y esperanzada en que no ocurran mayores daños en la institución.

“Tengo toda la fe del mundo de que no nos va a pasar nada”, concluyó.


💬Ver 0 comentarios