María Judith Franco y Esteban de Pablos trabajaron como pareja romántica por primera vez en la serie “Romance cada lunes”. (Suministrada) (vertical-x1)
María Judith Franco y Esteban de Pablos trabajaron como pareja romántica por primera vez en la serie “Romance cada lunes”. (Suministrada)

La historia de amor de la primera actriz puertorriqueña María Judith Franco y el galán español de los años 50 y 60, Esteban de Pablos, superó la ficción de la pantalla y los telones del teatro.

Durante 41 días seguidos hasta el día de su muerte el 20 de enero, Esteban, exquisito caballero, preguntó por su amada María Judith quien había fallecido el 10 de diciembre del 2017. La pareja compartió 62 años de matrimonio durante los que vivieron solo para hacerse felices el uno al otro.

“Mi papá decía que tenía una tristeza bien profunda y no sabía por qué. Cuando ella muere, él sufría demencia senil. Parecía que la mente luchaba por recordar, pero a los cinco minutos se le olvidaba… Mi padre murió de amor. La vida ya no tenía sentido para él, ya no tenía ninguna razón para vivir”, compartió Dina de Pablos, única hija del actor fruto de su primer matrimonio con Nilda Martínez.

Los amantes habían trabajado en teatro antes, pero no fue hasta que hicieron pareja romántica en una serie de televisión de los años 1950, “Romance cada lunes”, que se enamoraron. Para entonces, ambos estaban comprometidos con otras parejas, pero su apasionado amor superó barreras.

Se casaron un 24 de diciembre de 1956, en Nueva Jersey.

“Su amor dio cátedra de lo que es posible cuando te cruzas en el camino con ese ser que tiene todo lo que quieres para ti. Fueron contra viento y marea desafiando todo y a todos los que pronosticaron que no durarían. Juntos, siempre juntos. El cariño, el respeto, la admiración y la pasión que sentía el uno por el otro fue evidente hasta sus últimos suspiros”, relató la hija.

La misa que se ofreció en memoria al matrimonio tuvo como tema musical “Un amor para la historia”, porque desde el momento en que ellos se casaron jamás se volvieron a separar, “todavía, de viejitos, se tomaban de la mano y se tiraban besitos”.

De su parte, Raúl Franco, hijo de la declamadora, expresó que esas almas partieron dando ejemplo de convivencia y comprensión.

“Sus vidas juntos fueron una lección y un elogio al amor”, destacó.

Entre los trabajos que realizaron juntos están “El teatro Carnation”, “Mapi y Papi” y múltiples novelas y programas de la época. En teatro, estelarizaron “Mariana o el Alba”, de René Marqués.

De Pablos, pionero de la televisión boricua, entró al mundo de la publicidad en los años 60 como socio de la Agencia Premier Maldonado. Murió de 90 años.

En tanto, la actriz, nacida en Guayama, se retiró del arte a mediados de la década de 1970 por razones de salud, pero siguió activa en su lucha por la creación del Colegio de Actores de Teatro de Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios