Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La exhibición consta de tres partes tituladas “La pasarela”, “La pelea” y “La muerte”. (Suministrada) (semisquare-x3)
La exhibición consta de tres partes tituladas “La pasarela”, “La pelea” y “La muerte”. (Suministrada)

Todos los elementos que forman parte de la antigua y arraigada tradición gallística en Puerto Rico le llaman la atención al fotógrafo Héctor Méndez Caratini.

Por eso, cuando hace algún tiempo su esposa le sugirió retomar el tema que ya había explorado en la década de los ochenta, el artista no dudó y se lanzó nuevamente a recorrer los pueblos de la Isla buscando reencontrarse con los personajes emplumados.

Equipado con cámaras, lentes y focos, Méndez Caratini visitó varias galleras en distintos pueblos para tomar las imágenes que forman parte de su más reciente exhibición “Invictus”. Este trabajo se presenta desde este jueves hasta el 15 de abril en el Museo de las Américas, en el Viejo San Juan.

La muestra reúne varias decenas de imágenes en las que se destaca el gallo como protagonista de una tradición que el gobierno de Estados Unidos ha intentado prohibir, sin éxito, en el país. De acuerdo a escritos de fray Iñigo Abbad y Lasierra, en Puerto Rico se celebran peleas de gallos desde, por lo menos, el 1782.

“Yo soy un fotógrafo profesional que llevo más de cuatro décadas retratando la puertorriqueñidad, y considero que las peleas de gallos están asociadas a la herenecia cultural de los puertorriqueños. En cada familia puertorriqueña uno tiene un tío, un abuelo o un papá que cría gallos o va a las galleras”, indicó el fotógrafo.

Mencionó que aunque su familia fue una de las excepciones a esa regla, siempre tuvo curiosidad hacia el deporte. De pequeño, recuerda que observaba con particular interés las jaulas de tela metálica que se destacaban a lo largo del paisaje durante los paseos que hacía con su abuelo.

A diferencia del trabajo que realizó en los ochenta, cuando utilizó rollos de película en blanco y negro, en esta ocasión Méndez Caratini realizó fotos a color y en formato digital.

La exhibición está dividida en tres partes. La primera de ellas es “La pasarela”, que despliega las imágenes de los gallos, cual si fueran modelos que, en este caso, presumen de su porte, plumaje y belleza particular frente a la cámara.

Para tomar estas fotografías, Méndez Caratini utilizó un fondo neutral -blanco o gris- con el que logró que solamente los gallos fueran el atractivo de las tomas.

En “La pelea”, el fotógrafo capturó la batalla entre los animales sobre un escenario verde brillante, similiar al que se utiliza para cubrir el piso de la zona destinada a las peleas de gallos en las galleras. Todas estas fotografías fueron realizadas en el Club Gallístico de Isla Verde.

La última parte del trabajo, titulada “La muerte”, está formada por nueve retratos que documentan la inevitable conclusión de cada pelea.

Méndez Caratini sostuvo que, al capturar el físico de los gallos, quiso mostrar sus características más impresionantes y lo distintos que estos animales pueden ser entre sí.

“Hay rubios, cenizos, blancos... está el gallo bolo, que no tiene cola. Algunos aparecen con la cresta, con las barbas que les cuelgan. Otros, la tienen recortada”, detalló el artista.

La exhibición fue documentada en un catálogo del mismo nombre, “Invictus”, que los interesados pueden comprar a través de internet, en www.blurb.es.

Méndez Caratini explicó que el título de la exposición, que significa ‘vencedor’ en latín, resalta la figura del gallo que logra dominar a su oponente.


💬Ver 0 comentarios