(semisquare-x3)
Aquí dándole los toques finales a uno de los barriles. (Suministrada)

Una veintena de barriles que almacenaron aguardiente en un momento dado, se transformaron en barriles de bomba artesanales, durante el segundo taller de confección de tambores, que finaliza mañana con una ceremonia de graduación y un toque de bomba, en el Parque Histórico Cueva María de la Cruz, en Loíza.

Procedentes de distintos pueblos de Puerto Rico, unas 20 personas, participaron del taller, ofrecido por el maestro artesano y folclorista, Ricardo López Serrano y su esposa Yolanda Matos.

“Son verdaderas obras de arte. Es impresionante cómo transformaron en tambores artesanales muy hermosos lo que fueron barriles que almacenaron licor. Hay demasiado talento en Puerto Rico y, lo más impresionante, es ver cómo personas desconocidas entre sí, hoy son amigos”, dijo el artesano López.

En el taller intensivo de barriles artesanales, que consistió de cinco clases los sábados, los participantes aprendieron a confeccionar tambores de cáncamos (con los tornillos para afinar) y también aprendieron conceptos básicos de los barriles y de la bomba.

Hoy sábado, día de la graduación, López Serrano va a ofrecer un taller de ritmos de bomba loiceña, en sus estilos rulé (seis corrido) y el corvé. Además, los participantes tendrán un encuentro con los graduados de la primera clase, celebrada en junio.

Por su parte, Jaime Torres Torres, promotor cultural del Parque Histórico Cueva María de la Cruz, informó que los talleres de confección de barriles de bomba, forman parte de las iniciativas del Parque Histórico Cueva María de la Cruz para promover la cultura loiceña.


💬Ver 0 comentarios