Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Parecía casi un baile. La tecla se presionaba con fuerza y la pequeña palanca dejaba la marca en el papel. El rodillo se movía dando espacio a nuevas letras que, juntas con ingenio, contarían historias al son del tac, tac, tac del tecleo esforzado. Invento genial la máquina de escribir.


💬Ver 0 comentarios