Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

A dos primas les prohíben sentarse juntas. Cada cual a su esquina. Las horas, los días o los años pasan y a la menor provocación se juntan, conversan, disfrutan por encima de todo y sin importar nada.


💬Ver 0 comentarios