Santa Claus en el acuario. (AP) (semisquare-x3)
Santa Claus en el acuario. (AP)

Guadalajara, México - Santa Claus y la señora Claus sorprendieron hoy a niños y adultos al bucear y jugar en medio de un tanque del Acuario del Zoológico Guadalajara, en el occidental estado mexicano de Jalisco, como parte de las celebraciones navideñas.

Vista del acuario. (AP)

Cada día Ana Arzate y Octavio Nuño dejan de lado sus actividades como biólogos del parque zoológico y se disponen a portar su traje de neopreno, tomar la manguera de oxígeno y vestir un traje rojo y blanco para caracterizar al personaje icono de la Navidad.

Como si se tratara de una chimenea, los buzos descienden al tanque donde habitan los catanes, una especie de pez de agua dulce endémica de México, y que ha sido decorado para la ocasión.

Los peces nadan entre un árbol de navidad, botas con caramelos y regalos mientras Santa y la señora Claus hacen piruetas para captar la atención de los niños que visitan el Acuario.

No hace falta mucho para que los pequeños comiencen a amontonarse alrededor. Con solo ver la imagen de Santa Claus, niños y adultos saludan, sonríen y se acercan para tomar fotos, mientras los buzos hacen muecas y poses divertidas con la barba y el traje flotando en el agua.

Van de lado a lado, se paran de cabeza, saludan y hasta sacan un oso, sirenas y juguetes de cartón escondidos entre las cajas de regalo.

El trabajo es complicado por las bajas temperaturas que alcanza el agua y el peso del traje, pero también divertido por la cantidad de expresiones mudas que los buzos alcanzan a captar desde el otro lado del vidrio, dijo a Efe Ana Arzate.

"Lo más gracioso fue un niño que iba pasando y no se lo podía creer, volteaba y yo veía que le decía a su mamá que sí existe Santa Claus y me sentí muy bonito de poder hacer eso para los niños", expresa la joven buzo.

La presencia de Santa y la señora Claus es propicia para que los pequeños se animen a dejar su carta de deseos para esta Navidad, sin importar lo que sus padres opinen, cuenta Arzate, quien también se encarga de la reproducción de las medusas.

"A veces veo a los niños dejarme cartitas en el estanque; ahí en el vidrio me las van dejando. Las tomo y me da mucha risa lo que los niños dicen", narra Arzate.

"Una niña que se llamaba Samantha me dijo que se había portado muy bien (durante todo el año), que no le hiciera caso a su mamá, que ella sí se había portado bien, y me dio mucha ternura", añade.

Santa y la señora Claus tendrán todavía mucha actividad pues el Zoológico de Guadalajara espera una mayor afluencia de visitantes hasta el próximo 2 de enero.

La idea del Santa acuático se inició en 2011 con el objetivo de que el Acuario ofreciera una atracción distinta en época decembrina. Este año quisieron sumar una figura femenina para brindar más variedad a los visitantes y también ofrecer un mayor número de espectáculos. 


💬Ver 0 comentarios