Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Para la artista ,este trabajo es una exploración sobre el tema del cansancio que llevamos todos. (Ramón “Tonito” Zayas)

La bailarina y coreógrafa Sorely Muentes Méndez intenta quitarse un vestido rosa del cual salen múltiples cintas color fucsia que se estiran hasta las paredes, formando una especie de telaraña.

Con diversos movimientos, la artista va descifrando cómo salir de aquel vestido en el que está atrapada. Primero saca un brazo, otro, luego van los hombros hasta que al final desaparece la cabeza. Lentamente, va deslizándose hasta que el traje queda sin cuerpo, flotando entre las cintas que lo sostienen. En el piso, descansa finalmente la bailarina, quien inhala y exhala contemplando aquello de lo que se ha liberado. 

Esta imagen que nos regala la artista Sorely Muentes Méndez sirve para adentrarse en la pieza en proceso que lleva trabajando hace un mes en el espacio Diagonal, en Santurce, gracias al programa de residencia para artista La Espectacular, que celebra su tercera temporada.  “Sin Título 1” es el nombre de este trabajo en construcción, que la bailarina presentará este jueves, a las 7:30 p.m., en el mismo lugar que lo ha ido armando. 

Cuenta la artista que este trabajo es una exploración sobre el tema del cansancio que llevamos todos. Narra que cuando comenzó esta residencia artística no sabía por dónde comenzar. Se percató que por primera vez en mucho tiempo no quería, no podía, hacer nada. Esa frustración la convirtió en proceso y en movimiento, con las recomendaciones de la también bailarina y coreógrafa, Alejandra Martorell, que fue la artista invitada que escogieron las organizadoras de La Espectacular para que trabajara con Sorely. 

“Yo llevo un tiempo deseando hacer algo para mí, algo propio, hacer algo artístico porque después de parir llevaba como tres años haciendo trabajo de producción y el lado espiritual artístico estaba como decayendo. Siempre me he mantenido bailando, pero son coreografías que tengo montadas, no había un proceso, no había un ritual creativo o un conflicto creativo”, expresa sobre la razón por la cual solicitó esta residencia artística. 

(Ramón “Tonito” Zayas)

Una vez fue seleccionada, Sorely se enfrentó a su primer reto: El espacio en blanco. Sin pisos de madera, ni espejos, estaba ante un nuevo lugar coreográfico que la sacaba de la comodidad y la retaba a pensarse desde otros espacios. Recuerda que los primeros días que llegó a Diagonal, se preguntaba qué hacía allí, si le dolía todo, si estaba cansada. Poco a poco fue encontrándose y se sentó a escribir de lo que sentía, de sus angustias, de su cansancio, de no querer moverse.  

“No quería hacer nada, y de repente, visualicé que la gente fuera la que hiciera por mí. Pensé que podía hacer como una clase donde diera unas instrucciones y que otros bailaran por mí. De ahí, surgió la idea de esta figura centrífuga de ver a la gente moverse alrededor y yo estar quieta, que sean ellos los que se muevan. Pero también tenía este otro sentimiento de querer sacar pa’fuera y deahí tengo la idea de estas cintas que me las voy a empezar a sacar y cuando no pueda más le voy a pedir a la gente que me ayude”, relata sobre la génesis de este trabajo, donde el público formará parte importante de la acción. 

(Ramón “Tonito” Zayas)

Sorely, quien se formó como bailarina en la escuela Julián Blanco, señala que como artista y bailarina comercial necesitaba hacer algo diferente que la alejara de la aceptación inmediata, de un resultado. 

Esta residencia, el espacio y el trabajar con Alejandra Martorell le dieron esas herramientas para adentrarse en otras exploraciones que le han enseñado a sacarse muchas cosas del cuerpo. 

“Estoy aprendiendo a estarme quieta un poco. Este proceso me ha generado la conciencia de que no tienes que estar haciendo para hacer. Tienes que cogerlo con calma. Ese sentimiento de parar, de sacarme la prisa del cuerpo, es la primera cosa que me ha ayudado a experimentar esta residencia. También me ha enseñado a sacarme culpas de responsabilidades porque uno siempre quiere quedar bien con todo el mundo y cumplir con mi hija, mi esposo, mi trabajo, mis amigos… Todo tiene que ver con la cosa de parar”, abunda la bailarina de 40 años. 

Alejandra Martorell, quien la lleva escuchando, agrega que en última instancia lo que Sorely ha sacado es su voz. Reflexiona que sin el espacio, tiempo y apoyo que ha recibido la artista por parte de esta residencia artística, esa voz no hubiese podido salir.  “Al inicio cuando empezamos a trabajar ella hablaba de que sentía como una bola en el estómago y esa bola es la voz de uno que no tiene ningún lugar para existir o articularse si no existen lugares como este”, indica Alejandra sobre la importancia que existan en Puerto Rico residencias como La Espectacular.

(Ramón “Tonito” Zayas)

Gisela Rosario y Nibia Pastrana, gestoras de dicha residencia, y que también se encuentran en la entrevista, coinciden en que precisamente el propósito de este proyecto es respaldar económicamente a los artistas y brindarle el espacio y tiempo para que puedan investigar y profundizar. También desean crear redes entre artistas y retarlos en sus procesos de creación. De ahí que el espacio sea parte fundamental de la ecuación. Migdalia Luz Baréns, una de las encargadas de Diagonal, donde se lleva a cabo la residencia, señala que, para ella y el equipo de trabajo, es una oportunidad maravillosa formar parte de esta iniciativa que ayuda a “habitar el espacio” y que permite a artistas de diferentes disciplinas pensar no en productos, sino en los procesos que abren la puerta a la exploración.  

Ese ha sido el caso de Sorely Muentes Méndez quien, tras esta residencia, planifica seguir trabajando en su pieza en diferentes dimensiones.  “Esto que voy a presentar es ahora mismo un entremés, pero te quedas con hambre. Por eso quiero seguir estudiando, hacer algo, pero más para mí que para otros”, concluye la bailarina, quien se detuvo para encontrar nuevos movimientos.  

"Sin Título 1"

Pieza en proceso de Sorely Muentes Méndez

Jueves, 7 de junio, a las 7:30 p.m., en Diagonal

Artista visitante: Alejandra Martorell 

Libre de costo

Diagonal queda en el #1600 de la Avenida Fernández Juncos, esquina calle del Parque, Santurce

Esta pieza forma parte del programa de residencia para artistas La Espectacular, que cuenta con el apoyo del Instituto de Cultura Puertorriqueña, Northwestern University y National Endowment for the Arts.



💬Ver 0 comentarios