Pedró Capó compartió que se resguardará junto a su familia y unos amigos. (Archivo / GFR Media) (horizontal-x3)
Pedró Capó compartió que se resguardará junto a su familia y unos amigos. (Archivo / GFR Media)

Pocos artistas han de tener más experiencia cara a cara con los huracanes que el puertorriqueño Pedro Capó, quien sobrevivió la pérdida de parte de su hogar a causa de estos en dos ocasiones. 

En 1989 tuvo que recuperarse junto a su madre, María Sosa, de los estragos  causados por el huracán Hugo. Luego les tocó revivir la angustia durante el paso de Georges en 1998. Por eso, ante la amenaza de Irma a la zona donde ahora vive, en Weston, Florida, siente que puede transmitir seguridad a su familia.

“Perdimos el techo (de la casa) en las dos ocasiones. Tuvimos que bregar con FEMA (la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias), estuvimos sin luz mucho tiempo, perdimos muchos enseres… Eso es lo que nos da tranquilidad a mi madre y a mí, que hemos lidiado con esto antes y podemos dar a mi esposa, quien no ha visto esto, un poco de tranquilidad, que no estamos en el ‘apocalipsis zombie’”, comentó con jovialidad ayer en entrevista telefónica con Flash! & Cultura desde su residencia.

Reconoció que la preocupación por lo que pueda causar el huracán categoría cinco que devastó varias islas en el Caribe les hizo pensar en desalojar la comunidad, pero desistieron. “Sentí que hacía más sentido estar seguro en mi casa. Aquí tenemos todas nuestras provisiones, agua, comida, baterías. Conseguí una brigada de buenos amigos ayer que me dieron la mano para proteger la casa, pusimos madera en las ventanas. Tengo una habitación tipo ‘bunker’ y dos cuartos sellados. Gracias a Dios el huracán se movió al oeste poco a poco y no estamos dentro del como de mayor intensidad. Nos sentimos bien, estamos esperanzados, la cosa es pasarlo bien, en familia, todos juntos”, explicó.

Indicó que estarán en la casa él, su madre, su esposa Jessica Rodríguez, sus hijos Javhí Coamex (12), Bobby Sol (6) y Salvador Paz (4), su perrita y dos amigos. “Somos siete incluyendo a Leila (la mascota), y dos amistades con su gatito. Además, vivimos en una comunidad bien bonita donde nos conocemos y estamos todos al pendiente para darnos la mano”, relató el compositor, que se presentará en concierto el próximo 28 de octubre en el Coliseo de Puerto Rico.

Otra que también tiene experiencia directa con huracanes y se quedará en casa es Giselle Blondet. “Nos quedamos en el edificio donde vivo, pero en un área habilitada para los residentes que nos quedamos. Hay dos médicos y personal de apoyo. Estoy bien acompañada con mi novio (Jaime), mi hijo Harold, mi hija Gaby y su novio y sus tres perritos, un amigo nuestro, Lupita y yo.  Acompañados de una amiga puertorriqueña, Vivi, y su esposo, que son nuestros vecinos. ¡Estamos bien gracias a Dios!”, afirmó en declaraciones a este medio.

“Compramos linternas, 'kit' de primeros auxilios, comida, botas para la lluvia y preparamos el apartamento para protegerlo de la lluvia y el viento”, detalló la actriz y presentadora boricua.

Y, como es de esperarse, la presentadora del estado del tiempo  Jackie Guerrido permanece en los estudios de Univision desde el viernes. “Las cabinas de la radio y cuartos de maquillaje se convirtieron en nuestros dormitorios. Tenemos comida y un techo para pasar este sistema tropical que nos ha mantenido en unión y oración”, detalló.

Distinto a sus colegas, Johnny Lozada decidió dejar Miami y moverse a Ocala, donde reside su madre. “¡Ahora parece que el huracan llega más a Ocala!”, comentó. Aun así, también tomó previsiones. “Nos preparamos con todo lo necesario para una tormenta y creo que ¡hasta exageramos!: recoger todo lo del patio, comprar baterías, lámparas para huracanes, alimentos enlatados, asegurar la casa con las tormenteras, llenar tanques de gasolina y hacer la compra de todo enlatado y la picadera, muy importante.  Guardar todos los documentos importantes en una bolsa ‘zip lock’, etcétera, etcétera”, enumeró.


💬Ver 0 comentarios