Se presume que esta nueva imagen del actor, se deba a un nuevo proyecto de cine. (Shutterstock)

Luego de su ruptura en junio pasado con la modelo rusa Irina Shayk, el actor Bradley Cooper fue captado por los paparazzis luciendo un nuevo y radical look, muy alejado a lo que nos tiene acostumbrados el artista.

La estrella, de 44 años, fue fotografiado mientras pasaba tiempo al lado de su hija Lea de Siene, de dos años, con quien realizó algunas tareas para posteriormente divertirse en el parque Disneyland de Los Ángeles, California. 

En las imágenes captadas en el parque de diversiones, se ve al director cinematográfico luciendo un tupido bigote y un nuevo corte de cabello.

Al parecer, la nueva imagen de la estrella de “A Star Is Born”, se debería a un nuevo proyecto fílmico en el que estaría inmerso.

Tras su separación con la modelo de 33 años, Cooper ha sido visto en pocas ocasiones, y esas veces se le ha captado triste y abatido.

Sin embargo, hace una semana la expareja sostuvo un encuentro en el aeropuerto de Ibiza, en donde Irina le entregó a la niña en el control de pasaportes, para ella viajar a Milán por cuestiones de trabajo. La pequeña viajó junto a su padre hacia los Ángeles.

El actor y la modelo no intercambiaron una sola palabra, y detallaron que este encuentro fue más bien “tenso e incómodo”, de acuerdo a la revista ¡Hola!

No obstante, Irina y Bradley están haciendo todo lo posible por mantener una relación cordial para el beneficio de su hija.

"Por el bien de Lea, siguen pasando tiempo juntos en familia. Bradley es un gran padre. Siempre ha estado muy involucrado con su hija", aseguró una fuente cercana a la revista People

"Está claro que tienen los mismos objetivos. Quieren que viva una vida normal, que esté rodeada de amigos y se divierta jugando. Los dos son padres maravillosos", añadió el informante.


💬Ver 0 comentarios